Estephany de la Cruz
Agencia Reforma

GUADALAJARA, Jalisco.- La higiene ha tomado una mayor relevancia con la pandemia del Covid-19, pero algunos repartidores de alimentos operan con sus mochilas desgastadas y hasta sucias.
Un sondeo realizado a repartidores de diferentes aplicaciones señala que las apps piden mantener las mochilas aseadas, se limpien al menos una vez por semana, aunque no hay supervisión constante de las plataformas de reparto.
“(Rappi) dice que cada semana se tiene que estar haciendo limpieza interna de la mochila, y en general es cada mes, por lo menos es lo que se solicita”, compartió Néstor, repartidor de esa plataforma.
No hay alguien que supervise esa responsabilidad, pero en ocasiones los comensales se molestan si entregan sus alimentos con una mochila en mal estado, pero sólo ellos pueden reportar a la persona que entregue sus alimentos de esa manera, añadió.
De acuerdo con repartidores entrevistados, las mochilas cuestan hasta 600 pesos, pero en ocasiones cada empresa pone dinámicas o descuentos para facilitar su compra.
Al respecto, Rappi dijo que la mochila es responsabilidad de cada repartidor, pero da recomendaciones para mantenerlas en el mejor estado posible.
“No tenemos medidas específicas, al ser repartidores independientes ellos son responsables por las condiciones de sus mochilas. No obstante, hacemos recomendaciones para que las mantengan en el mejor estado posible y para que los pedidos se transporten de la manera más segura y pulcra posible”, dijo la empresa.
Por su parte, DiDi Food informó que a través de las evaluaciones de los usuarios es que la plataforma mide y controla la calidad del servicio.
“Las calificaciones negativas impactan a los socios repartidores y puede hacerlos acreedores a un bloqueo temporal o permanente”, compartió Andrea Vidales, gerente de comunicación de la aplicación.
Uber Eats indicó que ellos recomiendan aun más durante la pandemia que se desinfecte y limpien vehículos y equipo, incluyendo mochilas.