En los primeros nueve meses del año, la Dirección de Justicia Municipal ha intervenido en 85 casos de menores de edad en situaciones de abandono y descuido por parte de sus padres o tutores, y seis casos han tenido que ser canalizados al DIF Estatal y a la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia para salvaguardar su integridad.
“Todos estos menores de edad entran a la estancia infantil que opera en la Dirección de Justicia Municipal, donde se han albergado a infantes desde los tres meses hasta los 15 años de edad, informó el titular del área”, Carlos España Martínez.
Detalló que los bebés suelen llegar porque los traían los papás al momento de incurrir en una falta administrativa como drogarse o participar en una riña; otros infantes de seis meses y tres años han sido dejados solos en sus casas a cargo de niños de 10 o 11 años de edad, éstos suelen ser los casos más frecuentes en la capital de nuestro estado.
PEQUEÑOS DEAMBULANDO. Respecto a los niños de tres a cinco años que deambulan en las calles, a diversas horas del dia y la noche, dijo que la corporación policiaca interviene cuando les observa caminando solos, los ponen bajo su protección mientras averigua sus domicilios y en caso de no hacerlo son trasladados a la estancia infantil para ser protegidos en lo que encuentran a los padres.
Normalmente los padres de familia llegan preocupados, ansiosos y llorando por no hallar a sus hijos, pero un aspecto invariable es que los niños entran por descuido a la corporación y se van sentando precedentes en esa situacion familiar.
Por fortuna la gente cuando pierde a sus hijos ya sabe qué hacer y lo primero que hace es llamar a Locatel y ahí les dicen que los busquen en Justicia Municipal. No existen sanciones económicas a los papás por el descuido, pero sí un aviso y un llamado de atención y es informada la Procuraduría de la Defensa del Menor para que haga una valoración y una visita domiciliaria.

“Las áreas de trabajo social y psicología determinan aquellos casos que ameritan ser canalizados al DIF Estatal, a fin de salvaguardar la vida y la integridad del menor…” Carlos España, Justicia Municipal.