Antonio Baranda y Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Blanca Jiménez dejará la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y será propuesta al Congreso como Embajadora en Francia, pese a los conflictos internos en el organismo.
En conferencia matutina, el Presidente Andrés Manuel López Obrador informó ayer que Jiménez dejará el cargo por un “problema familiar” y que será Germán Martínez Santoyo, quien fue director del Sistema de Aguas en su Gobierno en la Ciudad de México, el que asuma la dirección.
“Va haber cambios en Conagua, pero no porque haya incapacidad de la directora, Blanca Jiménez, es una de las especialistas de más prestigio en el País y en el mundo sobre el tema del agua”, dijo.
“Se le presentó un problema familiar y tiene que dejar la Conagua, tiene que dejar el País. Como le tenemos mucha confianza y es una mujer preparada, de primer orden, va a ser propuesta para que el Senado decida, como Embajadora en Francia”.
Jiménez es Ingeniera Ambiental con Maestría en Control de la Contaminación; tiene Doctorado y Posdoctorado en Tratamiento de Agua Residual.
Sustituiría en la Embajada de Francia a Juan Manuel Gómez-Robledo Verduzco, quien es Maestro en Derecho Internacional, diplomático de carrera y ex subsecretario para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la SRE.
Hace una semana, subdirectores de la Conagua solicitaron al Presidente una audiencia para informarle sobre las personas y los intereses que estarían ocasionado la pérdida de confianza y efectividad del organismo.