Sergio Ángeles 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Debido a la contingencia ocasionada por la pandemia de Covid-19 en 2021, tres de cada 10 empresas en México renegociaron o aplazaron sus pagos para sobrevivir.
El 60.7 por ciento de ellas dejó de pagar a sus proveedores, 44.8 por ciento pagó cargos moratorios por atrasos y 16.8 por ciento no pagó sus créditos, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Financiamiento de las Empresas (ENAFIN) 2021 del Inegi y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).
Sin embargo, las compañías también optaron por otras acciones, como cancelar los servicios para recibir pagos electrónicos; cancelar servicios financieros y buscar un nuevo proveedor de dichos servicios.
Pero pagar los créditos no fue tarea fácil, ya que un 23 por ciento de ellas padecieron por el cierre de sucursales financieros y sólo 13 por ciento reportó experimentar aumento en costos y comisiones de sus productos financieros.
Para poder continuar o mejorar su operación el año pasado, 68.4 por ciento de las empresas hicieron cambios en su operación. De éstas, 53.5 por ciento adoptó las redes sociales para comercializar o promocionarse.
En tanto, que cuatro de cada 10 empresas aplicó descuentos o dio facilidades de pagos a clientes, además de trabajar en modalidad a distancia.
Además, señalaron que en 2020 los factores que más afectaron su crecimiento fueron: la situación económica del País con 61.7 por ciento; falta de apoyos del Gobierno con 44.7 por ciento y restricciones a su actividad o cierres temporales con 44.4 por ciento.
De acuerdo con la encuesta publicada, en 2021, la banca comercial fue en el 67 por ciento de los casos, la mayor fuente de financiamiento.
En 2021 se solicitaron 181 mil 777 créditos. Las solicitudes fueron realizadas por 39 mil 385 empresas.