Staff
Agencia Reforma

WASHINGTON, EU.- La tienda V&V Tack and Feed, en Las Vegas, acaba de publicar un letrero con el requisito para comprar ivermectina: «Debe mostrar una foto de usted y su caballo».
Este establecimiento veterinario no es el único que a lo largo de Estados Unidos está creando restricciones para la venta de este antiparasitario para animales en medio de una «locura» de compras porque presuntamente cura el Covid-19 en personas.
Según publicó ayer The Washington Post (WP), la demanda del producto ha dejado estantes vacíos y ha disparado sus precios.
El interés en la ivermectina como supuesto remedio contra el coronavirus ha estado flotando durante meses en internet, pero ha cobrado impulso en Estados Unidos a la par que figuras mediáticas -muchas opuestas a las vacunas- han promovido su uso.
De forma paralela, las llamadas de emergencia por intoxicaciones por ivermectina se dispararon entre el 1 de agosto y el 14 de septiembre, de acuerdo con un recuento del WP.
«No eres un caballo. No eres una vaca. En serio, todos ustedes, paren», advirtió contundente en sus redes la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA).