Charlene Domínguez 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El cierre de distintas actividades económicas para detener la propagación del Covid-19 y un bajo consumo han generado en el país excedentes de alimentos que ya preocupan, dijo la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader).

“Debido a que está cerrada mucha parte de donde se comercializa mucha parte de (los alimentos), restaurantes, hoteles, la verdad es que tenemos excedentes de producción.

“Más bien esa es nuestra preocupación”, dijo Víctor Villalobos, titular de la Sader, en la conferencia para dar el informe diario sobre los programas de bienestar.

El aumento en los precios de algunos productos de consumo básico como el huevo, que se ha registrado en las últimas semanas, no obedece a un tema de abasto, sostuvo.

“Lo que ha venido ocurriendo con el precio del huevo, del pollo, de algunos cárnicos, se debe a pura especulación porque no es un tema de abasto”, afirmó.

La dependencia aseguró haber dispersado 5 mil 990.6 millones de pesos en apoyos para la producción de granos como maíz y frijol, así como café, caña, amaranto y chía.

Víctor Suárez, subsecretario de Autosuficiencia Alimentaria de la Sader, dijo que este monto de recursos, con corte al 15 de mayo, se canalizó a un millón 283 mil 575 pequeños y medianos productores mediante el programa Producción para el Bienestar.

Este programa, que sustituyó al Procampo y Proago, entrega apoyos a productores con hasta 20 hectáreas para la compra de semillas, fertilizantes, tractores y jornales.

Por el momento, la entrega de estos estímulos se está realizando de manera adelantada para hacer frente a la contingencia por el coronavirus. En julio se espera tener un avance de 90 por ciento sobre la meta del programa.