Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Por unanimidad la Suprema Corte anuló ayer el regalazo que ampliaba de 2 a 5 años el mandato del Gobernador Jaime Bonilla Valdez en Baja California, y que fue aprobado por el Congreso local después de las elecciones de junio de 2019.
Con una intensidad de argumentos pocas veces vista en el máximo tribunal al eliminar una ley, el Pleno de la Corte resolvió que la ampliación del mandato del morenista Bonilla era un fraude a la Constitución, así como una maquinación que violaba los principios de certeza electoral, irretroactividad de las leyes y derecho al voto.
“Todas estas violaciones son muy graves, pero apreciadas en su conjunto e interrelacionadas, ponen de manifiesto un verdadero fraude a la Constitución; un efecto corruptor de rango Constitucional”, acusó, sin ocultar su indignación, el Presidente Arturo Zaldívar.
Juan Luis González Alcántara calificó la reforma como un atropello al derecho al voto libre, secreto y directo, mientras que Alfredo Gutiérrez la describió como un ataque al corazón de la democracia.
Yasmín Esquivel dijo que la Corte sienta este precedente para evitar que cualquier autoridad cambie las reglas sobre el voto ya emitido y pretenda perpetuarse en el cargo.
Con la sentencia, Baja California volverá a tener elección para Gobernador en junio de 2021.
El Gobernador Jaime Bonilla acusó que la Coparmex influyó en la decisión de la Corte.
“La cúpula de la derecha trabajó arduamente. Hubo intereses políticos obviamente”, planteó el Mandatario.