Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Papa Francisco terminó con 40 años de protección al Opus Dei.
A partir del 4 de agosto, dejará de ser una institución eclesiástica regida por un prelado con su propia jurisdicción, para trabajar conforme los proyectos de evangelización del Vaticano.
El prelado responsable, actualmente Fernando Ocáriz, ya no podrá ser Obispo ni tendrá permitido portar los ropajes ni el anillo episcopal.
Además, cada año el Opus Dei deberá presentar un informe sobre su prelatura y el desarrollo de su labor apostólica en el mundo.
Fue el Papa Juan Pablo II quien en 1982 erigió al Opus Dei como institución eclesiástica mundial regida por un prelado con su propia jurisdicción aunque no tuviera un territorio determinado.
Tras el anuncio, Monseñor Fernando Ocáriz, prelado del Opus Dei, anunció a los integrantes de la orden la nueva normativa de la curia romana, llamó a aceptarla y aseguró que la ordenación episcopal del prelado no era ni es necesaria para guiar al Opus Dei.