José Díaz Briseño
Agencia Reforma

WASHINGTON, EU.-En la Cumbre de Líderes de América del Norte, el Presidente Andrés Manuel López Obrador defendió la no intervención cuando su homólogo Joe Biden y el Primer Ministro Justin Trudeau abordaron l situación de la democracia en países como Cuba y Nicaragua, reveló un alto funcionario de Estados Unidos.
Aunque el tema no se incluyó en los comunicados oficiales, el subsecretario de Estado de EU para Asuntos del Hemisferio Occidental, Brian Nichols, dijo que la democracia en Latinoamérica sí fue tema de debate en la Cumbre, como se había adelantado antes de la reunión.
«Los líderes discutieron ampliamente sobre la democracia en nuestro hemisferio y su importancia. (Hablaron) de forma extensa de las cosas que podemos hacer para lograr un mayor progreso así como las acciones reales para defender la democracia en nuestro hemisferio», dijo el funcionario estadounidense al responder una pregunta en una conferencia.
«El Presidente López Obrador comparte esos valores y creencias. Aunque también expresó su opinión de que la no injerencia en los asuntos internos de otros países, que es un principio de larga data de la política exterior mexicana, también es bastante importante», agregó Nichols sobre la posición mexicana.
«Pero todos coincidieron en que la democracia debería ser el sello distintivo de nuestro hemisferio», dijo.
El Gobierno de López Obrador fue uno de los siete países de la Organización de Estados Americanos (OEA) que se abstuvo de descalificar la semana pasada las elecciones presidenciales en Nicaragua, en las que resultó reelecto Daniel Ortega a pesar de graves irregularidades incluido el arresto de opositores.
Mientras tanto, Estados Unidos y Canadá afimaron que dichas elecciones carecían de legitimidad democrática.
En septiembre pasado, López Obrador invitó a México al Presidente de Cuba, Miguel Díaz Canel, sólo unos meses después de las olas de protestas internas sobre las que el Gobierno mexicano ha evitado pronunciarse
De la misma forma, tanto EU como Canadá han condenado la represión contra disidentes al régimen castrista en la isla.
En la víspera de la cumbre trilateral, el senador republicano Marco Rubio se lanzó contra López Obrador por sus expresiones a favor de lo que llamó «dictadura comunista» en Cuba y las reelecciones de Daniel Ortega en Nicaragua.
Aunque reconoció que López Obrador fue electo democrátixcamente, el legislador por Miami dijo que el Mandatario mexicano suele defender a la extrema izquierda, como en el caso de Cuba.
«¿Cómo es que estamos reunidos para hablar sobre la democracia, pero tenemos entre nosotros líderes electos democráticamente que apoyan a tiranos en Nicaragua, Venezuela y en Cuba?», cuestionó el miércoles pasado.

¡Participa con tu opinión!