Oscar Uscanga y César Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-La esperanza de celebrar una reforma eléctrica nunca fue la primera opción de los simpatizantes y morenistas congregados ayer por más de nueve horas afuera de la Cámara de Diputados.
La sensación de pisar por primera vez, por lo menos desde 2018, una cancha visitante, pese a ser mayoría afuera y dentro del recinto de San Lázaro, provocó en los promotores del cambio energético peticiones por las buenas, y las no tan amables, durante la jornada que inició desde las 8:00 horas.
Sobre la Calle Emiliano Zapata, donde el acceso vehicular 6 los diputados se mantuvo despejado hasta las 9:30 horas, pero después se abrieron otros en la Sidar y Rovirosa, la necesidad de que la oposición otorgara votos a favor de la reforma prioritaria del Presidente López Obrador enervó a la multitud.
«Hemos estado en la Cámara exhortando a diputados de derecha para que voten a favor, no venimos a golpear a nadie, no venimos a pelear», dijo Leticia López, de Neza en Movimiento, organización que en las últimas semanas pasó de promover la consulta popular, protestar afuera de la Corte y lanzarse contra el INE, a movilizar gente de Nezahualcóyotl y Chimalhuacán, en Estado de México, hasta Iztapalapa, en la capital.
Gladys Montalvo, de Nuevo León, elevó la advertencia con enjuiciar, como se les prometió en campaña ocurriría con ex Presidentes, a quienes consideró traidores, y Rocío, de Atizapán de Zaragoza, le colocó el acento de «pendejos» a quienes fueran en contra.
«Esperamos su voto, de lo contrario el pueblo se los va a reclamar, exigir y los va a buscar, y se les va a enjuiciar por traidores a la patria», dijo Gladys.
«Obligar a aquellos que están adentro que voten por la reforma y, si no, quitamos los de ‘estos’ y nos metemos a obligarlos; son nuestros empleados estos pendejos que están en contra de México», agregó Rocío.
De coraje, a Edith López, vecina de Tlalpan y con 68 años de edad, le alternaba una temblorina en la mano y una voz entrecortada contra los «¡roba patrias!».
Como ella, durante la tarde otros simpatizantes utilizaron una pantalla y templete como el principal objetivo de sus gritos contra legisladores del PAN, PRI, PRD y MC que tomaban la palabra: «rateros», «mentirosos», «demagogos» y «ya cavaron su tumba».
A las 22:07 horas, la discusión al interior de la Cámara baja seguía, pero afuera la pantalla ya no estaba, el templete era desarmado y la esperanza seguía en menos de 100 presentes.

¡Participa con tu opinión!