Iris Velázquez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Entidades marcadas en verde en el semáforo epidemiológico defendieron ayer acciones como la obligatoriedad del uso de cubrebocas y filtros o retenes para controlar el ingreso a sus territorios.
En conferencia nocturna, titulares de las Secretarías de Salud estatales informaron sobre la serie de acciones que los han llevado a estar por varias semanas en bajo riesgo de contagio, pese a que algunas no sean apoyadas por el Gobierno federal como obligar al uso de insumos o restringir el paso.
Por ejemplo, la Secretaria de Salud de Colima, informó que en la entidad se publicaron decretos en el Periódico Oficial para solicitar a la población el uso de mascarilla o de lo contrario, el ciudadano se sometería a sanciones con trabajo social.
Aseveró que con puntos de vista de diversos especialistas, por órdenes del Gobernador José Ignacio Peralta, al inicio de la pandemia se instruyó a instalar filtros en todos los ingresos a territorio colimense por vía terrestre, marítima y carretera, y sólo se permitiera el ingreso a habitantes o a quienes demostraran trabajar en actividades esenciales.
Señaló que del 17 de marzo al 31 de julio, se revisó a 3 millones 189 mil 904 personas. También indicó que se dio seguimiento a 10 mil 200 pacientes confirmados a Covid-19 y a 30 mil 600 contagios.
En tanto, José Manuel Cruz, Secretario de Salud de Chiapas indicó que en este estado se instalaron seis tipos de filtros con el objetivo de hacer un “bloqueo epidemiológico” alrededor del territorio: carreteros, aéreos en aeropuertos, fronterizos, municipales, domiciliarios y ahora también en escuelas.
Enfatizó en que en área fronteriza sur, entran más de 29 nacionalidades, por lo que instalaron filtros sanitarios en los puntos formales y en los 84 informales. Indicó que en caso de detectar casos en migrantes, se referían a albergues donde permanecían en aislamiento.