Claudia Salazar
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO: El Magistrado Juan Pablo Gómez Fierro advirtió que la carrera judicial es la mejor opción para que prevalezcan los criterios técnicos en las resoluciones de los juzgadores.

Sin embargo, el consejero jurídico del Gobierno del Estado de México y ex contralor del INE, Jesús George Zamora, acusó que con sus resoluciones los jueces, magistrados y ministros pretenden dictar las políticas públicas del Gobierno.

En el tercer foro sobre la reforma judicial, efectuado en Toluca, en la sede del Congreso del Estado de México, ambos participantes mostraron puntos de vista confrontados sobre el quehacer del Poder Judicial.

Gómez Fierro resaltó que el sistema de carrera judicial, que recomiendan la Corte Interamericana de Derechos Humanos y la ONU, se basa en procesos de selección y nombramiento de operadores de justicia con base en el mérito y las capacidades profesionales.

«Estoy convencido de que este sistema desde luego perfectible es el más adecuado para la selección y nombramiento de los futuros jueces y magistrados.

«Es en los tribunales donde, a partir del estudio de los casos concretos se desarrollan las habilidades y destrezas para la solución de los asuntos desde la integración de los expedientes, la identificación de los problemas jurídicos y desde un criterio eminentemente técnico la solución desde la interpretación y aplicación del derecho», defendió sobre la selección de jueces.

El Magistrado, quien ha emitido fallos contra la política energética del Gobierno federal, puso como ejemplo su propia trayectoria en el ascenso en la carrera judicial, con 22 años de ejercicio y especialización.

«Este mismo sistema es el que me ha permitido pasar por cada una de las categorías que conforman la carrera judicial hasta el cargo que actualmente desempeño como Magistrado de Circuito.

«Como oficial judicial, actuario judicial, secretario de juzgado, de tribunal colegiado, de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y la última década como juzgador federal, una trayectoria de más de 22 años, más de la mitad de mi vida he dedicado al ejercicio profesional en el que, como muchos otros he tenido que hacer frente a las dificultades que cada uno de estos cargos representan», resaltó el Magistrado del Décimo Cuarto Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Primer Circuito.

Con especialidades en derecho fiscal, derecho público, derecho constitucional y derecho administrativo, reiteró que deben aplicarse criterios técnicos para mantener la independencia del Poder Judicial.

Recordó que desde tres décadas se aplica en México la carrera judicial.

«Yo también me rehuso a creer que estos 30 años del sistema de selección sólo haya traído como resultado corrupción, ineficiencias, impunidad o tráfico de influencias», sostuvo.

Las controversias que se revisan tienen un factor multifactorial, que considera no solo tribunales sino las autoridades encargadas de la seguridad pública, de la investigación y persecución de los delitos, de la reparación del daño a las víctimas, de los jueces que resuelven en primera instancia.

«Me parece que una reforma judicial debe precisamente incluir problemas para que sea una reforma completa», sostuvo.

Con el tema de la austeridad, la existencia de fideicomisos en el Poder Judicial y el respeto a derechos laborales, Gómez Fierro aseguró que nadie en el Poder Judicial percibe más que el Presidente de la República.

Sin señalar al Poder Legislativo por no haber establecido a cuánto ascienden todas las percepciones del Ejecutivo, dijo que cuando ello suceda, se podrán fijar las percepciones de todos los servidores públicos.

«Los criterios jurisdiccionales que se han emitido sobre el particular apuntan a la necesidad de definir con claridad cuál es la remuneración del Presidente de la República, para así establecer el parámetro conforme al cual deberá aplicarse la remuneración de todos los servidores públicos», señaló el Magistrado.

Después de esta intervención participó Jesús George Zamora, quien advirtió que el Gobierno o los legisladores son los que pueden deliberar sobre una política pública, y ello no corresponde a los jueces.

«Los jueces insisten en entrar al campo de la formulación y discusión de políticas públicas y desbordan su atribución originaria de concentrarse en resolver casos concretos.

«Entonces, debe existir un control más estricto de las personas que serán juzgadoras, por lo menos de quienes integrarán los órganos cúspide», dijo.

Cercano al grupo político del secretario de Gobierno del Estado de México, Horacio Duarte, Zamora dijo estar a favor de la elección con voto directo de los jueces, magistrados y ministros, para que sus resoluciones tengan el respaldo que solo da el voto popular.

Señaló que la reforma compensará que los juzgadores invadan facultades de los poderes Ejecutivo y Legislativo, por decidir sobre políticas públicas que no les competen.

«Si la autorrestricción judicial ha fracasado y los jueces estiman que sus facultades jurisdiccionales deban abarcar la definición de políticas públicas con efectos generales, una forma de equilibrar esa alteración orgánica funcional es sujetar a los jueces a un régimen de selección más democrático», dijo Zamora.

Tras cuestionar también los subejercicos en el Presupuesto y la creación de fideicomisos, para generar beneficios a los juzgadores, dijo que debe haber prudencia en el Poder Judicial.

«Sea cual sea el destino de la iniciativa de reforma constitucional, una cosa queda clara, ministros, magistrados y jueces federales deben actuar con verdadera prudencia judicial, tanto al emitir sus resoluciones, como en el ejercicio de sus de los recursos públicos, no pueden darse el lujo de seguir remando a contracorriente.

«Afortunadamente, los buenos jueces, aquellos que hacen uso de la verdadera prudencia judicial, son la mayoría, jueces y juezas, son los que harán que el Poder Judicial de nuestro país reflorezca y sea un auténtico reloj de la justicia para nuestro pueblo», concluyó.