Oscar Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El gasto para la existencia de los Organismos Públicos Locales Electorales (Oples) es necesario, pues éstos realizan actividades que hoy el INE sería incapaz de hacer, argumentó el consejero electoral Benito Nacif.

En medio de la discusión pública sobre una posible reforma electoral, Nacif defendió la idea de no desaparecer los Oples, ni quitarle facultades a los tribunales locales.

La contribución en materiales de capacitación, cómputos locales, investigación y resolución de quejas partidistas, así como la liquidación de fuerzas políticas locales, fueron las tareas que enlistó a los Oples en la conferencia “¿Cuál es el futuro del sistema electoral nacional”.

“Las autoridades locales electorales no pueden ser sustituidas simplemente con la excusa de no gastar ese dinero, porque vas a gastar mucho más dándole esas atribuciones a una sola autoridad electoral nacional que probablemente será más grande, pero no necesariamente más fuerte, más eficiente y más funcional”, explicó.

“Sólo de pensar que eso se une a lo que ya actualmente hace el INE da vértigo”, añadió en el evento auspiciado por el Consejo Estatal Electoral y de Participación Ciudadana (CEEPAC) de San Luis Potosí.

El Consejero afirmó que se debe estar consciente de que al cortar los Oples se lleva a la legislación electoral local. “Trasladar al Congreso de la Unión la respuesta a los problemas político electorales locales, ¿Ese es el futuro que queremos?.

“Desarmar por completo a las instituciones políticas constitucionales locales para atender los problemas políticos electorales locales”, aseveró.

La opinión de este consejero nacional se une a la de Lorenzo Córdova, presidente del INE, así como la de su compañero Marco Baños, y la magistrada electoral de la Sala Superior, Janine Otálora.

En todos los casos, los vigilantes de la vida administrativa y judicial de lo electoral en México coincidieron en reducir los gastos de operaciones, sin que éstos quiten una democracia que, dicen, mejoró desde la reforma de 2014.