Érika Hernández
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El dinero recopilado cuando Delfina Gómez era Alcaldesa de Texcoco fue de funcionarios de primer nivel, no de trabajadores, afirmó el senador Higinio Martínez.

El también ex Presidente Municipal de Texcoco, quien sustituyó a Gómez, aseguró que los casi 13 millones de pesos se destinaron a peticiones de ciudadanos.

Por ejemplo, dijo, sillas de ruedas, compra de medicinas, fiestas patronales, padres que no tenían para comprar libros, adultos mayores que no tenían para comer o pagar servicios.

“Es falso que ese dinero se usará con fines partidistas, para campañas o líderes o para Morena, porque éste ni siquiera existía.

“Por eso es injusto decir que se le retuvieron recursos a los trabajadores cuando es una mentira, fueron funcionarios de confianza, fue de manera voluntaria y fue desde la Presidenta Municipal, el secretario del Ayuntamiento, que era Horacio Duarte y lo fue por menos de seis meses, síndico y regidores, directores, subdirectores, jefes de departamento, y varios sus colaboradores de ellos”, apuntó.

Aseguró que jamás se le solicitó a trabajadores sindicalizados, por honorarios o de base, ni a elementos de la Policía.

“A ellos ni siquiera se les hizo la invitación. Ellos dicen que tienen testimonios, no puede ser así porque no fueron trabajadores, porque aceptar eso, la gente puede decir ‘pobres trabajadores, les quitaron su dinero'”, indicó.

Afirmó que él conoce los detalles del caso no solo por ser amigo de Delfina Gómez, sino que al asumir la Alcaldía después de ella, él se encargó de entregar, durante dos años, información al INE y todas las dependencias federales y estatales que solicitaron información.

“Se les entregaron los recibos de todos los empleados de confianza, unos decidieron dar el 10 por ciento, otros el 8, incluso algunos el 25 por ciento”, añadió.

Resumió que en aquel momento trabajaban en el Ayuntamiento y DIF municipal alrededor de mil 150 personas, y se calcula que unos 400 dieron una aportación.

Por ejemplo, critica, el INE señala que los trabajadores eran del DIF, cuando ahí solo fueron 20 personas, y el resto eran del Ayuntamiento.

La ahora Secretaria de Educación Pública, señaló, aportó más de 200 mil pesos, pues mensualmente se le descontaron 6 mil pesos.

Aunque los consejeros electorales advirtieron que los empleados de Texcoco debieron recibir el 100 por ciento de su sueldo y después realizar su donación, pues una retención está considerada como ilegal, aunque sea voluntaria, Martínez insistió en que no cometieron una arbitrariedad ni acto de corrupción.

Apuntó que el Grupo de Acción Política era un ente etéreo, que no contaba con una estructura, simplemente fue una manera de identificar a perredistas que simpatizaban con políticos de Texcoco, entre ellos él.

Sin embargo, aseguró, una vez que salieron del PRD, esa “idea de grupo” desapareció, y sólo permanecieron los liderazgos.

“Niego que ese dinero haya llegado a mí, yo ni formaba parte de la Administración municipal. Las dos personas que se eligieron para hacerse cargo de los fondos, eran las encargadas de valorar las peticiones ciudadanas y entregar el dinero.

“Lorenzo asegura que se desconoce a dónde paró el dinero, pues sí, porque era dinero privado, no público. Ellos dicen que armamos una trama, es falso, la trama la están armando ellos con datos falsos, son suposiciones”, añadió.

También argumentó que los proveedores enlistados en Morena, pudieron dar servicio en las necesidades que amerizaban los texcocanos que pedían ayuda al Ayuntamiento, y “casualmente” también dieron servicios al partido, pero en casos que no están relacionados con los recursos recaudados.

“¿Por qué la Fepade o las autoridades a quienes supuestamente se les da vista para investigar un delito no han reportado nada en casi cinco años? Porque ellos ya tienen toda la información y saben que no se cometió un delito o un acto de corrupción, por eso me parece injusto el trato que se le da a la maestra Delfina, que es honorable, honesta”, añadió.