Natalia Vitela Paredes
Agencia Reforma

Cd. de México, México.-Luego de que el PAN y el PRD urgieron al PRI retirar la propuesta legislativa que extiende la presencia del Ejército en tareas de seguridad pública hasta 2028, el tricolor aseguró que la seguridad de las familias mexicanas es una prioridad, y por ello impulsa acciones que permitan recuperar la paz en México.

En medio de la suspensión de la alianza Va por México, que inició justo por esta iniciativa, el Comité Ejecutivo Nacional del PRI estableció que la seguridad en el País no debe politizarse.

«Politizar la seguridad, aseveró, es negarles a millones de familias que puedan vivir en paz», señala el mensaje, acompañado de la etiqueta #PorLaSeguridadDeMéxico.

Puntualizó que es necesario atender con total responsabilidad este tema, ya que lo que está en juego es la vida de los mexicanos.

Indicó que, por la seguridad de México, debe reconocerse que la Guardia Nacional no está lista para hacer frente al grave problema de inseguridad en México.

La dirigencia nacional del PRI recordó que, con la ley vigente, en marzo de 2024 las Fuerzas Armadas no podrán intervenir más en labores de seguridad, dejando a su suerte a los estados y municipios. Por ello, advirtió, «no podemos permitir que eso ocurra».

Señaló que la Guardia Nacional requiere recursos, capacitación e implementar una estrategia eficiente; además, agregó, necesita tiempo y acompañamiento de las Fuerzas Armadas.

El CEN del Revolucionario Institucional destacó que el Ejército es la institución en la que más confían los mexicanos para atender la inseguridad.