Benito Jiménez y Claudia Guerrero
Agencia Reforma

MORELIA, Michoacán.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador defendió ayer el despliegue de militares y marinos en las calles para labores de seguridad pública.
En conferencia, consideró que el trabajo de las Fuerzas Armadas es fundamental e indispensable para la estrategia en el combate a la delincuencia.
Así respondió al ser cuestionado sobre la controversia interpuesta por el Gobierno de Michoacán ante la Corte en contra del decreto que él firmó para dar cumplimiento al transitorio constitucional, en el que se establece que los elementos de las secretarías de Defensa y Marina estarán a cargo de la seguridad pública, en tanto la Guardia Nacional concluye su integración y despliegue.
“En el caso de la controversia en materia de seguridad para que participen el Ejército y la Marina en tareas de seguridad pública ya está establecido en la Constitución, hay una reforma constitucional y lo considero fundamental, necesario”, señaló.
López Obrador adelantó que respetará la decisión que tome el Poder Judicial sobre el decreto, aunque recordó que la reforma constitucional que dio origen a la Guardia Nacional recibió el aval de todas las fuerzas políticas en el Congreso.
Previamente, el Gobernador Silvano Aureoles aprovechó su intervención para justificar la decisión de interponer la controversia y aseguró que el recurso no es personal, sino que busca aclarar los alcances del decreto.
“El tema de la controversia no es contra el Presidente, no es contra las Fuerzas Armadas, es un tema de precisión del decreto, porque ¿de qué estoy también convencido? Que un decreto no puede reglamentar la Constitución”, manifestó.