A los “ninis” hay que apoyarlos, señaló el secretario general de la Confederación Regional Obrera Mexicana (CROM), Jesús Enrique Ramírez Pérez, al declararse dispuesto a impulsar a favor de este segmento poblacional entre la clase trabajadora del estado.
Indicó que la integración de empresas al programa Jóvenes Construyendo el Futuro, del gobierno federal, es la oportunidad de que quienes no tienen oportunidades laborales, se incorporen a la productividad.
“Y que no se preocupen por lo que pasará dentro de un año”, cuando se cumpla el término de la contratación de los jóvenes que sean tutorados por las empresas con las que tiene contratos la CROM, porque se procurará que se integren a éstas y continúen su labor.
En entrevista, el líder sindical explicó que la CROM se ha sumado a esta estrategia que tiene por objeto ampliar las posibilidades de desarrollo y superación de jóvenes en condición de vulnerabilidad.
Para ello, una representación de la central obrera se integró a un taller de capacitación para conocer detalles del programa y estar en condiciones de promoverlo entre los patrones y la propia comunidad de jóvenes en desventaja.
Recordó que pueden participar empresas, instituciones públicas y organizaciones sociales para ser tutores durante un año de jóvenes entre 18 y 29 años de edad que no trabajen ni estudien en este momento.
Los 3 mil 600 que les pagarán serán estímulo y son una primera respuesta a ese segmento de “ninis” por el que la CROM lleva años demandando alternativas de desarrollo personal y laboral, aseguró.
Ramírez Pérez dijo que una vez que se ha implementado este programa lo menos que pueden hacer los sindicatos y las empresas es valorar la conveniencia de sumarse a la estrategia que, incluso, permitirá detectar talentos creativos y productivos.
Sostuvo por ultimo que el nuevo sindicalismo debe ver y apoyar programas de beneficio social que apoyan a quienes no tienen empleo porque no tienen experiencia y no la tienen precisamente porque no tienen trabajo.