Zedryk Raziel y Claudia Salazar
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 3-Feb.- El presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, defendió ayer la legalidad del acuerdo sobre la reducción del 10 por ciento en el sueldos de los consejeros como medida de austeridad.
“Estoy convencido de la legalidad y la constitucionalidad de la decisión que tomó la Junta General Ejecutiva, que yo presido, respecto de la reducción de las remuneraciones de los consejeros electorales y de los miembros de la Junta General ampliada”, expresó.
Luego de que Benito Nacif impugnó la quita de salario ante el Tribunal Electoral federal, Córdova recordó que la decisión de la Junta General Ejecutiva fue avalada por unanimidad.
“Es una medida legal y constitucional, pero sobre todo es una medida que es solidaria con el difícil momento que atraviesan grandes sectores de nuestra población”, comentó Córdova tras participar en un foro.
Nacif se inconformó con la reducción de 10 por ciento de su sueldo de 177 mil pesos mensuales netos, alegando que el INE excedió sus atribuciones y transgredió principios de certeza y legalidad.
“Como ocurre en toda institución democrática, como es el INE, somos respetuosos de todos los puntos de vista, por muy divergentes que sean.
“Somos también respetuosos de aquellos casos en los que algún miembro de INE decida recurrir las decisiones de autoridad ante las instancias jurisdiccionales”, dijo Córdova luego de participar en un foro.
Anunció que la Junta Ejecutiva prepara otro paquete de medidas de austeridad que pondrá a consideración del Consejo General.

Acto voluntario
El consejero Marco Antonio Baños dijo que el recorte de 10 por ciento a sus salarios no fue una imposición.
Expuso que la legalidad de la decisión tomada por la Junta General Ejecutiva se sustenta en que fue un acuerdo voluntario.
“Nosotros estuvimos de común acuerdo que se hiciera esa disminución y tiene legalidad plena en la medida que estuvimos conformes con el tema”.
Aseveró que si bien hay preceptos constitucionales y normas que deben ser observadas, la decisión de los consejeros está más allá de ellas.
“Es un acuerdo de los consejeros que yo apoyé. Es una renuncia voluntaria a algo que es nuestro. Entonces, por esa parte no hay problema, es una devolución de 10 por ciento para que se utilice en otro tipo de actividades y no vemos ningún tipo de diferencia con el acuerdo tomado”, mencionó.
En referencia al recurso que el consejero Benito Nacif presentó ante el Tribunal Electoral federal contra el acuerdo sobre la reducción de percepciones, Baños consideró que es respetable, pero reiteró su aval a la reducción de su sueldo.
“Esta medida es legal, es una renuncia voluntaria, no es una imposición, nosotros estuvimos de común acuerdo que se hiciera esa disminución y con eso tiene legalidad plena, en la medida que nosotros estuvimos conformes con el tema”.
Baños refrendó su respaldo a las medidas de austeridad adoptadas por el organismo electoral, entre ellas la devolución de mil 70 millones de pesos que había presupuestado para construir una nueva sede.
“No tengo ningún problema, estoy conforme y me parece que es lo mínimo que podemos hacer ante un escenario de complicaciones financieras del país”, agregó.