Augusto Atempa
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Durante más de 10 segundos, José Javier Hernández Nava demostró su valentía al defender con su vida la casa del Cardenal Norberto Rivera. Así lo muestran videos de seguridad que se pueden ver en REFORMA.
A las 15:00 horas del 21 de octubre pasado, tres delincuentes fueron captados por cámaras mientras rondaban la calle Camelia, en la Colonia Florida, en la Alcaldía de Álvaro Obregón.
Para ese momento, el agente de la Policía Bancaria e Industrial (PBI) estaba dentro del domicilio, junto con su compañero, el Cardenal y una mujer.
Luego de 19 segundos, se ve a uno de los agresores, quien viste camisa blanca, pantalón de mezclilla, gorra y lentes oscuros; el individuo hablaba por celular y realizaba labores de vigilancia a unos metros de distancia de la puerta de acceso.
A las 15:01 horas llega otro cómplice, quien porta lentes, saco gris, camisa y pantalón de mezclilla, y toca el portón.
Tras 80 segundos, José Javier atiende el llamado del agresor, quien se hace pasar como empleado de una empresa de mensajería, pues entregaría un sobre amarillo.
Cuando el policía recibe el paquete, el hombre hace tiempo, y a las 15:02 horas los tres sujetos buscan ingresar a la casa.
Después, José Javier se percató que iban armados, por lo que usó su pistola para evitar que entraran.
Los dos cómplices huyeron del sitio al ver que el agente estaba armado; sólo el tercer delincuente es quien permanece al interior del inmueble por 15 segundos y le dispara al PBI.
Una de las cámaras del interior de la casa capta cuando José Javier cae al suelo al ser empujado por el agresor, pero desde el piso acciona su arma contra el atacante y termina resguardado en una camioneta.
Las videocámaras del exterior aprecian el momento en que el delincuente, quien estaba herido, se arrastra por el suelo con arma en mano.
Luego, abre una de las puertas traseras de una camioneta y huye con su cómplice, al tiempo que el otro individuo que buscaba entregar el sobre corrió hacia una calle aledaña.
El compañero de José Javier tardó casi 20 segundos en salir de la casa; cuando llegó a la calle los agresores escaparon sobre Camelia y aunque buscó accionar su arma, aparentemente se le encasquilló.
A las 15:10 horas, llegó un motopatrullero de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina, un minuto después arribaron los paramédicos, José Javier fue ingresado a la ambulancia y falleció camino al hospital.