Benito Jiménez y Jorge Ricardo
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador defendió de cuestionamientos a Rocío Nahle, titular de Energía; a Manuel Bartlett, de la CFE, y Octavio Romero, director de Pemex, a quienes calificó como humanistas y de quienes se dijo orgulloso.

“Si de algo me siento orgulloso es de encabezar un gobierno humanista eso es lo que distingue a nuestro gobierno, y eso es lo que mueve a quienes me ayudan, a quienes participan en este Gobierno”, dijo en su visita a la refinería de Minatitlán.

De Nahle, sobre quien Grupo REFORMA publicó que su oficina dio un contrato a la empresa Puerta Madre constituida cinco días antes, agradeció su conocimiento, su experiencia, su honestidad y la comparó con otra Secretaria de Energía que en el pasado acabó trabajando en una empresa privada.

De Octavio Romero, un ingeniero agrónomo que sin experiencia fue nombrado en Pemex, dijo que es honesto, y de Manuel Bartlett, acusado de corrupción por su patrimonio inmobiliario que no declaró y cuyo hijo vendió ventiladores con sobreprecio al IMSS, dijo que es un muy buen representante del sector energético.

“Los tres me ayudan mucho, Rocío, Octavio, y Manuel Bartlett, para el rescate del sector energético”, dijo.

Nahle y Romero, sentados al lado de podio, sonreían ante las palabras del Presidente.

Bartlett no acudió a la visita para supervisar la rehabilitación de la Refinería de Minatitlán.

López Obrador lleva a cabo este sábado su sexto día de actividades de su gira por el sureste mexicano durante la pandemia del Covid-19 de la que ayer ser reportaron 13 mil 170 muertes y 110 mil 26 contagios.