Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que defenderá la incorporación de las Fuerzas Armadas a las tareas de seguridad pública, pues, dijo, no quiere que la Guardia Nacional (GN) fracase y termine como la extinta Policía Federal.

“Yo les quiero plantear que necesitamos de la disciplina, del profesionalismo, de la Marina y del Ejército para enfrentar el problema de la inseguridad y de la violencia. No quiero, y lo digo con toda franqueza, que la Guardia Nacional termine como la Policía Federal, sería un roundo fracaso”, expuso en su conferencia de prensa mañanera.

El Mandatario fue cuestionado sobre el acuerdo que publicó formalizando que las Fuerzas Armadas se sumen a las labores de seguridad pública, lo que desató críticas, y si éstas estarán coordinadas o subordinadas a la GN.

López Obrador aseguró que Fuerzas Armadas y Guardia están coordinadas y pese a las críticas insistirá en la necesidad de esta colaboración, aunque atendiendo a que no derive en violaciones a los derechos humanos.

“Aunque me critiquen que quiero militarizar al País voy a seguir insistiendo en que nos deben ayudar las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública, estoy convencido de que es necesario”, aseveró.

El Jefe del Ejecutivo dijo no tener problemas de conciencia, y por eso hace este planteamiento, ya que todos los días está al pendiente de que no haya abusos, ni tortura, ni masacres, ni violación a los derechos humanos.

“Estoy viendo como se están adaptando estas dos instituciones a las nuevas circunstancias y nos están ayudando”, manifestó.

“Eso de entrada, lo digo, lo voy a defender porque sé que nos conviene a los mexicanos y le conviene a la Nación, es un cambio que se requiere consolidar y no parcharlo, no quedarnos a medias, hay que tomar una definición. Estoy convencido de que la Guardia Nacional tiene que tener relación estrecha con las Fuerzas Armadas”.

Como se concibió la GN, afirmó, las Policías Militar y Naval tienen que formar parte de ella y el mando tienen que estar adscrito a las Fuerzas Armadas y eso lo voy a defender.

El Presidente aclaró que si hay constancia de violación a los derechos humanos por parte de la GN entonces se rectifica, pero si no es así no habrá cambio, no porque sólo sea una cuestión ideológica.

“La parte de las ideas las tenemos muy claras, no vamos a traicionar nuestros ideales y principios, pero tenemos que aplicar criterios con juicio práctico para la transformación”.