Una de las peores defensas de la liga sin duda es la de los Dallas Cowboys que ayer demostró en muchas maneras diferentes como no podrán ser competitivos este año si no mejoran sustancialmente. Incluso su ofensiva que tuvo algunos destellos también tuvo errores imperdonables que terminaron por costarle el partido ante unos sorprendentes Browns que ya se han metido entre lo mejor de la Conferencia Americana.
El inicio fue duro para Dallas que vio una reversible se convirtió en un pase del receptor Jarvis Landry hacia Odell Beckham Jr., en una gran jugada de engaño que terminó en anotación. Tras este primer golpe llegó una buena reacción con par de pases de Prescott hacia Cee Dee Lamb y Amari Cooper, ambos con gran calidad dándole la vuelta al partido, esa fue la única vez que estuvieron al frente en la pizarra.
Odell empató el juego con un pase corto de Mayfield y llegó la devacle de Dallas con un balón suelto de Prescott que le dio gran posición a Cleveland para avanzar poco más de 30 yardas y poner otros siete a la cuenta con Hooper anotando. Kareem Hunt completó la fiesta de Cleveland con acarreo corto tras otro balón suelto, ahora de Ezekiel Elliot, que ponía las cosas 28-14 y antes del medio tiempo los Browns sumaron otros tres con gol de campo de Cody Parker.
Por si fuera poco, al iniciar la segunda mitad los Browns sumaron otros diez puntos a la cuenta con otra escapada de Hunt y un gol de campo más en lo que era una paliza 41-14. Por fin Dak Prescott despertó y en menos de ocho minutos en el último cuarto lideró a su ofensiva para anotar en tres ocasiones, todas con conversiones de dos puntos y dos pases de anotación incluidos poniendo el marcador a solo tres puntos de diferencia emocionando con otra posible voltereta milagrosa. Sin embargo, la defensa probó de papel con otra reversible en donde Odell Beckham Jr. Se escapó 50 yardas anotando siete puntos que sentenciaron las esperanzas de los Cowboys que perdieron en casa 38-49 ante Cleveland que llega a marca de 3-1 para sorpresa de muchos.
En el duelo aéreo Prescott estuvo intratable con 502 yardas y 4 pases de anotación que no sirvieron de nada ante la derrota, por su parte Baker Mayfield lanzó para 165 yardas y 2 anotaciones, pero la clave fue la defensiva de Cleveland y el juego terrestre que sumó casi 300 yardas además de tres touchdowns en una total fiesta para ellos.