Francisco Ortiz
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El periodista Jorge Ramos considera que los principales retos de la virtual Presidenta electa, Claudia Sheinbaum, son contener la violencia criminal y diseñar una verdadera política migratoria, pues son asignaturas en las que Andrés Manuel López Obrador ha fracasado.
Presente en el Zócalo de la Ciudad de México la noche del 2 de junio, cuando la morenista celebraba convertirse en la primera mujer Presidenta del País, Jorge Ramos no duda en defender la democracia.
«Estuve en el Zócalo y puedo decir que México ahora sí es una democracia, nuestro voto cuenta, la ganadora de las elecciones es quien obtuvo más votos y eso me parece extraordinario; México es una democracia imperfecta, pero es una democracia.
«Entiendo que hay muchísimos problemas de autoritarismo, pero la gran diferencia del México en el que crecí con el de ahora es que nuestros votos cuentan, y los mexicanos, a través del INE, podemos hacer valer nuestro voto», dice en entrevista, a propósito de la publicación de su libro «Así veo las cosas».
El texto de Jorge Ramos es un compendio de 100 columnas, la mayoría publicadas en REFORMA a lo largo de su trayectoria. Dicho libro será presentado mañana en la Ciudad de México.

¿Qué fallas le ves a nuestra democracia?
«El principal error es que no hay contrapesos para la figura presidencial, ese es el principal error de nuestra imperfecta democracia en México. Eso significa, que nuestra presidencia ahora tiene esos rasgos del tlatoani, del virrey, del caudillo, y esas son las cosas que nos toca pelear en México, a los periodistas y a la Oposición.
«Creo que los resultados han demostrado que urge un movimiento opositor sin el PRI, sin el PAN, sin el PRD; un movimiento donde a la gente no le de vergüenza decir que está con partidos a quienes no respeta o que son responsables, como el PRI, de asesinatos y de fraudes.
«Nos toca a los periodistas ser contrapoder, siempre ser contrapoder, y nos tocará criticar el Gobierno de Sheinbaum, así como lo hacemos ahora con el Gobierno de López Obrador, o como lo hicimos antes con los gobiernos de Peña Nieto, de Calderón y de Fox, y todos los presidentes ilegítimos priistas que tuvimos».

Un sector de la población que ha quedado intranquilo con los resultados, ¿qué decirle a ellos?
«Es muy importante defender la democracia, particularmente cuando pierde el candidato al que tú estás apoyando, pero es importante darnos cuenta de lo que hemos avanzado y pelear democráticamente si no estamos de acuerdo con los resultados.
«Si mucha gente no está de acuerdo con los resultados, se vuelve a pelear en la siguiente elección, y si no están de acuerdo con la reforma judicial, se pelea en el Congreso; si no están de acuerdo con la manera en que el Presidente López Obrador participó en la pasada campaña electoral en forma ilegal, se le critica y se trata de hacer cambios, siempre dentro del marco democrático. Es que le ha costando tanto la democracia a millones de mexicanos, que no podemos perderla y tenemos que fortalecerla.
«Entiendo que hay una parte de la población que no está de acuerdo con los resultados, pero eso es lo que quiso la mayoría de los mexicanos y tenemos que respetar el proceso; dentro de este proceso democrático hay muchas maneras de pelear, hay muchas maneras de presentar distintos puntos de vista, pero sería una pena que porque el resultado no coincide con lo que hubieran querido ciertos sectores, digamos que en México hubo un fraude o que las elecciones fueron ilegítimas, desde mi punto de vista fueron legítimas y hay que respetar el resultado».