Pide el presidente de la Asociación de Abarroteros y Pequeños Comerciantes, Antonio Hernández Esparza, que las autoridades hagan cumplir realmente la ley que sanciona el no uso del cubrebocas, sobre todo en las tiendas de abarrotes y coadyuvar a disminuir los contagios por COVID-19.
El activista lamentó que a pesar del Decreto publicado hace algunas semanas en el Periódico Oficial del Estado, que hace obligatorio el uso del cubrebocas entre la población, éste parezca como letra muerta, ya que no hay sanciones por parte de las autoridades, lo que hace que la población vea que no es creíble lo de la pandemia, lo cual genera un aumento importante en los contagios. “En otros países están multando y aplicando la ley tal y como lo publicaron y aquí sólo se avientan la pelota nada más entre los tres niveles de Gobierno y a ninguno los vemos en ninguna acción, haciendo la aplicación de la ley”.
Detalló que en el caso de las tiendas de abarrotes, los dueños tampoco cumplen con dicha ley simple y sencillamente porque hasta el momento ningún establecimiento de este giro ha sido multado y “los abarroteros se meten en un problema porque mucha gente no lo quiere respetar. Entran sin cubrebocas y si les dice el abarrotero algo, se enojan y se salen, pero precisamente porque la ley no hace nada”.
Por lo anterior, Hernández Esparza dijo que si al abarrotero le aplicaran la ley como debe ser y lo obligaran primeramente a que él trajera su cubrebocas para que éste a su vez fuerce a los clientes a ponérselo, se estaría contribuyendo a que disminuyan los contagios, “pero mientras no multen a los abarroteros y se pongan estrictos en ese plan y no hagan efectivo lo que dice la ley de castigar al ciudadano con multas o con arrestos, esto va a ser un desorden y no se sabe hasta dónde lleguemos”.