Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La Comisión Nacional del Agua (Conagua) declaró el inicio de una nueva emergencia por sequía que en algunos estados del norte afecta a más del 90 por ciento de su territorio.
La declaratoria publicada ayer en el Diario Oficial de la Federación y vigente a partir de hoy, establece que derivado de esa situación se podrán reducir de forma temporal los volúmenes de aprovechamiento de líquido concesionados a usuarios en las cuencas afectadas, a fin de abastecer a las poblaciones que lo requieran.
Indica que, a fin de garantizar el abasto de agua para uso doméstico y público urbano en situaciones de sequía grave, la Conagua podrá ejecutar medidas transitorias adicionales concertadas con los representantes de los usuarios en los Consejos de Cuenca.
Prevé además que los titulares de concesiones que estén en condiciones de hacerlo den aviso para proporcionar a terceros de forma provisional el uso total o parcial de agua a fin de contribuir a la mitigación de los efectos de la falta de lluvias.
El último reporte del Monitor de Sequía en México, con corte al 30 de junio pasado, indica que el 47.5 por ciento del territorio nacional registraba algún nivel de sequía.
Las condiciones más graves tenían lugar en Sonora, con 99.9 por ciento de su superficie afectada; Baja California, con 97.7; Coahuila, con 95.8, y Chihuahua, con 90.1.
La sequía afectaba a 571 de los 2 mil 471 municipios del país. En 58 se resentían los efectos de sequías extrema y excepcional.
«Nuestro país está expuesto a diferentes eventos hidrometeorológicos severos, tales como sequías, fenómenos impredecibles que pueden presentarse en cualquier zona del territorio y cuya ocurrencia reduce drásticamente los volúmenes de agua almacenados en las presas, poniendo en riesgo el abastecimiento de agua potable», señala el acuerdo publicado ayer.
«La estrategia más importante para enfrentar sus efectos, consiste en que los usuarios implementen acciones preventivas y de mitigación, y en caso de ser necesario, la Comisión Nacional del Agua ordene medidas transitorias para garantizar el uso doméstico y público urbano.