Luego de haber detectado la presencia de una bacteria en 530 kilos de queso asadero molido en una cremería ubicada en el municipio de Pabellón de Arteaga, ese producto fue decomisado por personal de la Dirección de Regulación Sanitaria del ISSEA, pues tal microorganismo podría afectar gravemente la salud de los posibles consumidores.
Previamente al decomiso del queso asadero molido, hace un mes –el 8 de marzo– , se había retirado queso fresco en esa misma cremería, pues en el producto se detectó la presencia de la bacteria denominada “listeria monocytogenes”, la cual puede provocar infecciones alimentarias violentas e inclusive la muerte a quien la ingiera.
A través de un comunicado, el ISSEA informó que esto fue el resultado del seguimiento a la supervisión realizada el pasado 8 de marzo, cuando los verificadores de Regulación Sanitaria también suspendieron la línea de producción de queso fresco molido de dicha fábrica de alimentos lácteos, ya que éste se encontraba contaminado.
De acuerdo a la explicación del director de Regulación Sanitaria, Octavio Jiménez Macías, la presencia de dicha bacteria, en ambos productos, se considera una irregularidad sanitaria grave, pues provoca una infección severa en quien consume los alimentos insalubres.
Refirió, asimismo, que hay estimaciones de que cada año, en México, unas mil 600 personas contraen esta enfermedad; de ellas, 260 mueren y quienes son más propensos a contraer la infección son mujeres embarazadas y los recién nacidos, así como adultos mayores de 65 años y personas con un sistema inmunológico debilitado.
Jiménez Macías indicó que, derivado de este riesgo para la salud de la población consumidora, se inició el procedimiento administrativo correspondiente al establecimiento, mientras que el producto asegurado quedó a disposición de la autoridad sanitaria, en tanto se compruebe la inocuidad de los quesos asadero molido y fresco molido.