CIUDAD DE MÉXICO 9-Jul .- La Procuraduría General de la República (PGR) inmovilizó al menos cuatro propiedades vinculadas a Raúl Julio Escobar Poblete, el ex guerrillero chileno detenido en San Miguel de Allende el pasado 30 de mayo, cuando circulaba en un taxi para cobrar el rescate una mujer secuestrada.
El aseguramiento de los inmuebles de “El Comandante Emilio” fue notificada al Registro Público de la Propiedad y el Comercio (RPPC) del Estado de Guanajuato desde el 28 de junio pasado, el cual ha puesto un candado para revisar el motivo de la inmovilización.
Los inmuebles están ubicados en distintos puntos de la ciudad, dentro de fraccionamientos residenciales, así como comunidades y zonas rurales.
De acuerdo con información pública obtenida por am, sola una de las propiedades está a nombre de Ramón Alberto Guerra Valencia, como se hacía llamar el chileno en San Miguel de Allende.
La casa está ubicada en la calle Agua esquina con Tanque de la colonia Arcos de San Miguel, la cual fue adquirida por el ex guerrillero chileno en 2015 luego de pagar un millón 214 mil 430 pesos según el el registro público a una persona de nombre Mónica María Hoth Von Der Meden.
La finca tiene una superficie de 272 metros cuadrados según la cuenta predial G-001493-001 y la zona donde se construyó es habitada principalmente por extranjeros.
El inmueble fue el último que habitó Escobar Poblete y que, de acuerdo con vecinos de la colonia, se rentaba a turistas como un hostal, principalmente los fines de semana.
Otra de las propiedades aseguradas pertenece al hijo de Escobar Poblete, de nombre Carlos Marcelo Guerra Fernández, la cual adquirió en marzo del 2016 por 401 mil pesos.
Se trata de un departamento en condominio ubicado en la planta baja de la calle Circuito Azucena número 22 del fraccionamiento La Vista II Plus, con una superficie de 38.74 metros cuadrados, además de 50 metros cuadrados de cochera y 11.52 metros cuadrados de terreno. El vendedor fue la empresa inmobiliaria Indret Iniciativas Sociales S.A. de C.V.
El movimiento de compra-venta del departamento localizado al norte de la ciudad, fue aceptado por el RPPC el 3 de marzo del 2016.
Un predio rústico de casi una hectárea de superficie localizado en la comunidad Estancia de Canal al sur de San Miguel de Allende también forma parte de las propiedades inmovilizadas por la PGR.
La propiedad fue comprada en 2011 por Pilar Alejandra Quezada Moreno a Alfonzo López Ediaz en 12 mil pesos, de acuerdo con la fecha de resolución del RPPC del 14 de septiembre de aquel año.
Por último, un lote con superficie de 2 mil 718 metros cuadrados del Fraccionamiento La Luz también es investigado por las autoridades federales el cual fue adquirido por Esteban Manuel Solís Tamayo en marzo de 2004 por la cantidad de 50 mil pesos.
El Fraccionamiento La Luz está asentado sobre la carretera San Miguel de Allende-Querétaro detrás del centro comercial La Luciérnaga, en la zona conocida como El Caracol.
Actualmente, “El Comandante Emilio” se encuentra preso en el Centro Federal de Reinserción Social (Cefereso) número 12 de Ocampo, Guanajuato, donde espera su extradición a Chile para enfrentar la justicia por la muerte del senador Jaime Guzmán en 1991.
Por 15 años se le buscó en 190 países y fue detenido en Guanajuato vinculado a secuestros cometidos en México de alta impacto como el de Diego Fernández de Cevallos, ocurrido en 2010, el de la Mónica Jurado, ex nuera de Martha Sahagún, y de una ciudadana francoamericana.

Altruista, deportista…
Conocido como agente inmobiliario, empresario, jugador de fútbol, impulsor de proyectos productivos, ambientalista, ecologista y director de una revista deportiva, Raúl Julio Escobar Poblete supo “camuflarse” por muchos años en México.
Documentos públicos obtenidos por AM dan muestra de como el “Comandante Emilio” realizó tramites legales sin que las autoridades mexicanas sospecharan de su origen guerrillero en Chile en décadas pasadas.
Las personas que convivieron con él o tuvieron algún vínculo comercial o empresarial, lo recuerdan como una persona dispuesta siempre a tender la mano cuando se le solicitaba su apoyo.
“Un gran increíble ser humano”, dice una de las personas que lo conoció.
En 2102, junto con otras cuatro personas, crearon la asociación civil “Educación Antroposófica” para comprar y rescatar una escuela en quiebra.
Actualmente es la propietaria y administradora de “Árbol de Vida Escuela Waldorf”, donde el método de enseñanza está basado en la doctrina del austriaco Rudolf Steiner, que se caracteriza por ofrecer al niño lo que éste necesita según el momento evolutivo en el que se encuentra.
En los datos que aportó el chileno al notario público para crear la asociación llama la atención la profesión que tenía en junio de 2012, así como su estado civil.
“Ramón Alberto Guerra Valencia, mexicano, soltero, mayor de edad, habiendo nacido el día 1 de enero de 1958, director de revista deportiva y con domicilio en la calle Agua número 34 colonia El Atascadero de esta ciudad y quien se identifica con su credencial para votar con fotografía con número de folio 0000120626211”, quedó asentado en el acta.
AM acudió al lugar para solicitar una entrevista con la directora del plantel, pero una persona de nombre Laura Ramírez que identificó como secretaria informó que no se encontraba en la escuela, pidió un teléfono para ponerse en contacto con el reportero, pero no hubo respuesta.