Claudia Guerrero y Antonio Baranda
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Jorge Alcocer, Secretario de Salud, reconoció ayer que casi el 80 por ciento de los trabajadores a su cargo rechazaron la posibilidad de trasladar su residencia al puerto de Acapulco, donde quedó instalada la nueva sede de la dependencia federal.

Ante el Presidente Andrés Manuel López Obrador, el funcionario reveló el resultado de un sondeo interno, realizado entre 4 mil 600 empleados de la Secretaría de Salud (Ssa), de los cuales, sólo 944 manifestaron su disposición a mudarse al estado de Guerrero.

«De acuerdo con la encuesta voluntaria que realizamos, a efecto de conocer el universo del personal con intención de cambio, 944, es decir, el 20.5 por ciento de 4 mil 600 participantes respondieron afirmativamente a cambio de residencia», indicó.

Durante la conferencia matutina, Alcocer explicó que, ante la negativa, se ha planteado a los burócratas la posibilidad de solicitar su reubicación en otra dependencia o iniciar los trámites de retiro voluntario ante la Secretaría de Hacienda.

«Aquellos trabajadores que no deseen o no puedan trasladarse de manera voluntaria tendrán la oportunidad de solicitar su cambio de adscripción», dijo.

«Se mantiene también el diálogo abierto con la Secretaría de Hacienda para considerar a los trabajadores que deseen adherirse a un programa de retiro voluntario, considerando todos sus derechos de ley e igualmente se considerará al personal que desee acelerar su proceso de jubilación».

Desde el pasado 3 de octubre, la Ssa inició su traslado al municipio de Acapulco.

Los primeros en mudar sus oficinas fueron el propio Alcocer y los titulares del Insabi, de la subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud; de la Unidad de Análisis Económico y de la Unidad de Administración y Finanzas.

Según Secretario, la intención es reubicar al resto del personal de manera voluntaria y progresiva, para que acepten un cambio de residencia y laboren en el «edificio inteligente», ubicado sobre la Costera Miguel Alemán, frente a Playa Hornos.

Luego del traslado de directores generales, directores de área, personal de confianza de mandos medios y superior, hasta el momento sólo se ha concretado el cambio de 100 personas.

Se prevé que, en una segunda etapa, hacia enero de 2022, se sumarán otras 200 personas de la Ssa y de la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris), así como 120 del Instituto de Salud para el Bienestar.

La meta es concretar el traslado de mil 200 trabajadores en el primer trimestre de 2022.

Nueva vida
El Secretario de Salud aseguró que los trabajadores que participen en el proceso de descentralización podrán recibir apoyos en materia de vivienda, educación, transporte y empleo, para ellos y sus familias.

Anunció que, en coordinación con el Gobierno local y la Secretaría de Salud del estado, los hospitales generales de Renacimiento, del Quemado y CAPS Progreso, así como centros de salud, brindarán atención médica a los trabajadores y sus familias, en caso de urgencias.