Staff
Agencia Reforma

SAN SALVADOR, El Salvador.-El Congreso salvadoreño aprobó un régimen de excepción durante 30 días a partir de ayer en el país centroamericano con el fin de frenar el accionar de las pandillas, a las que se les adjudicó 76 asesinatos tan solo el viernes y el sábado.
El Presidente Nayib Bukele promulgó poco después el decreto en el Diario Oficial y pidió se impusiera nuevamente emergencia máxima en todos los penales de seguridad.
«Mensaje para las pandillas: por sus acciones, ahora sus ‘homeboys’ (cabecillas) no podrán ver ni un rayo de sol», dijo en Twitter.
La decisión del Legislativo, controlado por los oficialistas, restringe la libre reunión, la inviolabilidad de comunicaciones y faculta las detenciones sin orden judicial.
La medida recibió fuertes críticas al ser considerada una violación de los derechos humanos.
Estados Unidos sancionó a dos funcionarios de Bukele por presuntamente haber negociado con pandillas para que apoyaran al partido oficialista en las elecciones de 2021.

¡Participa con tu opinión!