Rolando Herrera
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El ex dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), Carlos Romero Deschamps, declaró tener ingresos anuales por 1.6 millones de pesos y no contar con bienes inmuebles a su nombre.

En la única declaración patrimonial y de intereses que hasta el momento ha presentado el ex senador priista como trabajador de Pemex, la cual hizo el 9 de enero pasado, asentó que tiene tres cuentas bancarias, dos en BBV-Bancomer y una en Banorte.

En la primera institución tiene una Cuenta Maestra y otra de Inversión, en tanto que en la tercera es por una tarjeta de crédito en la que tiene un adeudo por 45 mil 254 pesos.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador informó esta mañana que el ex dirigente sindical presentó su renuncia a Pemex, con lo que deja de ser trabajador activo.

De acuerdo con la declaración patrimonial, que corresponde al ejercicio 2020 y fue presentada de manera extemporánea, Romero Deschamps ostentaba el nivel jerárquico de Jefe de Departamento en la Refinería de Tula, Hidalgo.

En 2019, sumando todos los ingresos (sueldos, compensaciones, bonos, aguinaldos y otros) tuvo un ingreso anual de un millón 208 mil 843 pesos, que equivale a una percepción mensual de cien mil 737 pesos.

A esos ingresos se sumaron otros 162 mil 18 pesos por rendimiento de actividades financieras y 210 mil pesos por venta de bienes, lo que da un total de un millón 580 mil 861 pesos.

Romero Deschamps, quien es investigado por la Fiscalía General de la República por lavado de dinero y enriquecimiento ilícito, declaró sólo tener dos vehículos, un automóvil Acura TSX comprado en 2010 por 441 mil 529 pesos y una camioneta GMC Yukon Denali, adquirida en 2013 por 744 mil 500 pesos.

El priista, de 77 años de edad, es licenciado en Contaduría por la Escuela Bancaria y Comercial de Tampico, Tamaulipas, ingresó a trabajar a Pemex en 1959, ocupó distintos cargos dentro del Sindicato y se convirtió en Secretario General en 1993, cargo que mantuvo hasta octubre de 2019 cuando renunció en medio de las investigaciones que había en su contra por corrupción.