Staff
Agencia Reforma

CARACAS, Venezuela.- El Parlamento venezolano inició el proceso para alejar a Nicolás Maduro del poder.
La Asamblea Nacional (AN), de mayoría opositora, acordó ayer declarar al Mandatario como un usurpador de la presidencia, además de incentivar el no reconocimiento de su mandato entre funcionarios civiles y militares.
“Desde ahora, el Congreso considera nulos todos los supuestos actos emanados del Poder Ejecutivo”, destacó el acuerdo contra Maduro, que tomó posesión el jueves pese al rechazo de la comunidad internacional, del Grupo de Lima y la Organización de Estados Americanos (OEA).
Asimismo, los diputados se comprometieron a tomar medidas que permitan restablecer las condiciones de integridad electoral para, una vez conformado efectivamente un Gobierno de transición, proceder a la celebración de elecciones libres en el menor tiempo posible.
“Se aprueba un acuerdo histórico”, dijo el presidente de la Asamblea, Juan Guaidó, quien se ha perfilado como la alternativa para la presidencia de Maduro y que fue detenido brevemente el domingo por los servicios de inteligencia.