El Sistema Estatal Anticorrupción no ha dado los resultados que espera la sociedad, se observa lento y carente de contundencia a pesar de que el fenómeno de corrupción es un grave problema que la población percibe en su vida cotidiana, advirtió Raúl González Alonso.
El presidente de Coparmex Aguascalientes reconoció que el SEA es un sistema incipiente y en construcción, “pero esto ha llevado mucho tiempo y no podemos correr el riesgo de que todo el interés y trabajo impreso en su integración se diluya y quede como un boom”.
En entrevista, dejó en claro que el combate a la corrupción no puede ser una moda, pues ello implicaría un tema pasajero del cual al rato nos estaríamos olvidando, no obstante la gravedad de sus efectos.
Consideró que todos, incluyendo los actores del sistema, sobre todo aquellos que tienen una genuina convicción de acabar con la corrupción en todas sus manifestaciones, ven que no está caminando como se quisiera en cuanto a velocidad y contundencia de resultados.
Admitió que un problema es que a nivel federal, el nuevo gobierno ha dado señales claras del poco convencimiento que tiene respecto a este sistema, pero si hay convicción ciudadana la estructura se tiene que fortalecer.
En ese sentido, González Alonso refirió que organismos ciudadanos, adheridos al Comité Ciudadano Anticorrupción han tratado en algunos casos de hacer algunos señalamientos, pero “la carga es muy pesada y está caminando con muy poca celeridad”.
“La demanda es que haya resultados rápidos y categóricos, pero todavía se advierte amplia descoordinación entre varios actores y esto parece que inhibe que el sistema fluya como la ciudadanía espera”.
Finalmente, reiteró que el tema de combate a la corrupción no debe ser pasajero, sino que por el contrario requiere que desde todos los ámbitos se fortalezca porque en resultados “el SEA está quedando a deber”.