La sequía de futbol femenil de Primera División terminó para las Centellas de Necaxa que ayer tuvieron su presentación en el Apertura 2021 visitando a Pumas en encuentro disputado en Ciudad Universitaria que recibió afición con aproximadamente tres mil personas en las gradas. Jesús Palacios dirigió su primer encuentro como entrenador del equipo y mandó a Guadalupe Olvera, Lucía Muñoz, Fanny Grano, Libeth Castro, Saraí Kim, Reyna Velázquez, Dayán Fuentes y Sam Calvillo como titulares, además de Alejandra Guerrero, Diana Anguiano y María Tovar que debutaron también con Centellas al ser refuerzos está temporada.
Ya en las acciones del partido no hubo muchas emociones en el terreno de juego. La falta de partidos y actividad se notó en ambos equipos que carecieron de creatividad al momento de ir en busca del gol. Necaxa en todo momento priorizó el orden defensivo con Dayán Fuentes y Diana Anguiano como principales escudos en el medio campo además del buen comportamiento de la zaga entera comandada por Fanny Grano que se combinó bien con María Tovar en la defensa.
Pumas fue el equipo que más intentó sin llegar a ser tan peligroso frente al arco. La más clara fue un remate dentro del área por parte de Marlyn Campa que Guadalupe Olvera atajó bien con reacción abajo, otra llegada fue de Liliana Rodríguez con un disparo lejano que pasó apenas por encima del arco rojiblanco. Los minutos se fueron escurriendo y Palacios hizo cambios tratando de cerrar el empate. Tanto Andrea Martínez como Flor Rodríguez hicieron su presentación con Centellas, que al final consiguieron su primer punto de la temporada al igualar sin goles ante las auriazules, que no lograron abrir el candado impuesto por las de Aguascalientes. Ahora, el equipo se enfocará en trabajar la ofensiva ya que no dispararon ni una sola vez al arco rival, por lo que tendrán que mejorar en ese aspecto para aspirar a conseguir victorias. Su siguiente compromiso será hasta el lunes 26 de julio cuando hagan su debut en casa recibiendo a Pachuca.