En el cierre de la jornada cuatro de la liga francesa, el PSG visitó al Reims con la esperanza de mantener el paso perfecto en la temporada, consiguiendo un triunfo de 0-2 con doblete de Mbappé, aunque lo más destacado del encuentro fue que Lionel Messi, por fin, debutó con su nuevo equipo.
Desde hace dos semanas, el astro argentino dejó el FC Barcelona para incorporarse a la escuadra de París Saint-Germain, causando mucho revuelo en el mundo del futbol porque, por primera vez en más de 20 años, el capitán de la Selección Argentina vestiría otra camiseta.
A pesar de llevar varios días en el club parisino, el sudamericano no había podido jugar con el PSG por estar un poco fuera de ritmo, pero, a lo largo de los últimos días, Messi ya entrenaba con el equipo completo y estaba listo para su debut.
El día de ayer, Lionel viajó con el equipo de la capital al estadio de Reims, acercándose al primer partido con su nuevo equipo. A pesar de que muchos querían ver el tridente de Messi, Neymar y Mbappé, al final el técnico del PSG decidió mantenerlo en la banca desde el inicio.
A los 16 minutos de juego, el PSG se puso en ventaja con un gran gol de Kylian Mbappé, quien se elevó en el área para marcar de cabeza el 0-1, luego de un gran centro de Di María por el costado derecho del campo.
Al 63’, llegó la segunda anotación del encuentro, nuevamente a cargo de Mbappé, sólo que esta vez el encargado de asistir al delantero francés fue Hakimi, con un centro raso por el centro del campo, habilitando de gran manera al galo.
Inmediatamente después del segundo gol, Pochettino decidió darle entrada a Lionel Messi, quien entró al campo por su ex compañero del Barcelona, Neymar Jr., generando murmullos por parte de la grada rival y una ovación por parte de la afición parisina.
Al final, el encuentro no tuvo más acciones de peligro y acabó con un marcador de 0-2 a favor de PSG, con el doblete de Mbappé, siendo, para muchos, el último partido del francés con esta camiseta, por los constantes rumores de un virtual cambio al Real Madrid.