La décima corrida de la Feria Nacional de San Marcos entregó un festejo lleno de altibajos que volvió a causar abucheos entre la afición por los toros que se presentaron al ruedo, pero que también reconocieron la entrega de los matadores, principalmente del español Juan Ortega, quien por primera vez en su carrera toreó en Aguascalientes.

La Monumental volvió a presentar una buena entrada, aunque no fue un lleno total, con aproximadamente tres cuartos de la afición en las gradas. El primer matador en salir al ruedo fue el aguascalentense Arturo Saldívar, quien desde los primeros minutos mostró la intensidad que siempre lo caracteriza. «Cantarito» fue uno de los mejores toros de la tarde, y Saldívar aprovechó para demostrar su toreo por ambos pitones. La clase y suavidad se notaron en cada momento, pero al momento de ir con la espada, Saldívar falló y perdió la oportunidad de cosechar trofeos, por lo que se fue con palmas.

Para su segundo turno, Saldívar se enfrentó a «Colibrí», un toro que desde el principio mostró embestidas cortas que dificultaron el desempeño del matador. Con opiniones divididas, Saldívar se quedó con ganas de mostrar más. Tras el sexto toro, se anunciaron un par de regalos y Saldívar tuvo la oportunidad de lidiar con «Melocotón», otro astado que ofrecía pocas opciones. A pesar de su valentía y entrega, Saldívar tuvo pocas oportunidades y se retiró del festejo entre fuertes palmas del respetable.

Otro que tampoco tuvo gran suerte fue el también aguascalentense Héctor Gutiérrez. Con su primer toro, «Lunero», Gutiérrez siempre mostró determinación para buscar los muletazos a pesar de la complejidad del toro. En un par de momentos, la faena tuvo chispazos que no se desarrollaron completamente. Gutiérrez primero pinchó y luego logró una buena estocada que le valió palmas.

Para su segundo turno, Gutiérrez tuvo enfrente a «Bien Nacido» de San Miguel de Mimiahuapam. Desde los primeros instantes, el toro complicó la faena de Gutiérrez, quien, ávido por tener un buen desempeño en casa, se acercó al toro lo más posible y se dedicó a meterse entre los pitones para sacarle el mayor provecho posible al animal. Gutiérrez no se guardó nada, pero tuvo que retirarse con nuevas palmas debido al poco juego que le ofreció su toro.

Por último, el gran ganador de la corrida fue el español Juan Ortega, quien se presentó por primera vez en Aguascalientes con un temple digno de destacar, además de un toreo lleno de energía que contagió de inmediato a la grada.

Con su primer toro, Ortega mostró su elegancia con el capote, haciendo vibrar a la Monumental, que se involucró de inmediato en la faena del ibérico. A pesar de la corta duración de la faena debido al toro que pronto fue a menos, Ortega aprovechó cada minuto para demostrar todas sus habilidades. Con la espada, la estocada fue certera y merecida, lo que le valió pañuelos y aplausos de pie, llevándose así una oreja para dar la vuelta al ruedo y recibir los sombreros y flores de la afición.

Para su segundo turno, Ortega se enfrentó a «Colibrí», que ofreció prácticamente nada al permanecer quieto en gran parte de la faena. El español repitió sus buenos momentos con el capote y volvió a mostrar su precisión con la espada al realizar una estocada certera, recibiendo palmas.

Ortega salió al ruedo una vez más para enfrentarse a «Vivaracho», el segundo toro de regalo y el octavo de la corrida. Desde el capote, el español volvió a arrancar los gritos de la grada, que agradeció la clase de Juan Ortega. Durante la faena, Ortega presumió de buenas tandas llenas de temple, finura y clase. La espada se convirtió en su mejor aliada, pues con su tercera estocada de calidad cerró otra oreja más, acumulando así dos en la tarde y convirtiéndose en el gran ganador de la décima corrida de la feria.

Juan Ortega salió del festejo a hombros, recibiendo el reconocimiento del público de Aguascalientes, pero también de México en general, ya que se convirtió en tendencia en redes sociales por su desempeño a lo largo de este domingo.

Las emociones del Serial Taurino ahora tendrán una breve pausa de dos días. La undécima corrida llegará el próximo miércoles por la tarde con la presencia de los Recortadores Españoles, los Forcados Amadores Mexicanos, Andy Cartagena, Tarik Ohton y Emiliano Gamero, para comenzar la recta final de la feria.