Al acercarse el tiempo para el registro de los candidatos de los distintos partidos que contenderán a los cargos de elección popular, el Instituto Estatal Electoral advirtió que se acerca la fecha límite para que se retiren del cargo público que pudieran estar ocupando. Su presidente, Luis Fernando Landeros, recordó que todo servidor público de elección popular o que esté en la administración pública centralizada o descentralizada, deberá dejar la función por lo menos 90 días antes de la elección, es decir, deberán retirarse a más tardar el 8 de marzo, porque la ley así lo señala y no hay duda de ello. La excepción es para los que busquen la reelección en el cargo, en el caso local, alcaldes o diputaciones, pues los tribunales electorales podrán otorgarles la facultad de permanecer en su cargo durante la campaña electoral, pero para el resto es obligatorio solicitar licencia o renunciar antes de la fecha indicada.