Tortuoso será el nuevo ciclo escolar para las mujeres jefas de familia, ya que en la lista de útiles deberán también incluir un equipo de cómputo y una conexión a internet, además de que tendrán que hacerla de maestras para apoyar a sus hijos, por lo que el rezago educativo va a estar tremendo si continúan con esta decisión las autoridades, así lo estableció la presidenta de la Asociación Mujeres Jefas de Familia, Gwendolyne Negrete Sánchez.

“Todo un predicamento será para las madres de familia y para las familias en general el nuevo ciclo escolar a distancia y de manera virtual, ya que quienes tienen a varios hijos en distintos grados, deberán ver quién se conecta en qué horario e igualmente para ver los programas de televisión, a fin de cumplir con las tareas que les indican y poder adquirir las habilidades y los conocimientos suficientes”.

Apuntó que si bien un paquete de útiles escolares tiene un costo promedio de 500 pesos, ahora se le va a tener que agregar la compra de una computadora o una tablet y una conexión a internet, lo cual vendrá a complicar la endeble economía de las familias, donde muchos se quedaron sin empleo y los que lo pudieron conservar, les bajaron el sueldo a la mitad, “entonces ¿con qué compras un aparato así?, y si la compras ¿a quién vas a privilegiar que se conecte primero?, porque todos van a tener que tener el mismo derecho de conectarse y ¿quién va a dar la clase, la mamá? Porque entonces se nos va a seguir cargando a las madres, a las mujeres otra vez este sistema de cuidados y atención a los hijos sin que nadie nos dé un respaldo, una ayuda ni un incentivo económico para poder estar pagando todo esto”.

Ante este escenario, Negrete Sánchez consideró que se debe privilegiar la educación, por lo que es importante que los niños regresen a sus aulas para que empiecen a aprender y buscar resolver esta situación, tal y como ha ocurrido con otros virus a lo largo de la historia.