Natalia Vitela
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-El actual modelo de atención de salud mental que impulsa la 4T consiste en que los padecimientos psiquiátricos se atiendan en los centros de salud de la misma manera que se trata una enfermedad física, y sin la necesidad de acudir a una institución especializada, como los hospitales psiquiátricos.
Juan Manuel Quijada Gaytán, director de los servicios de Atención Psiquiátrica señaló que la idea es que en cualquier centro de salud o en el más cercano haya atención a la salud mental.
Señaló que en coordinación con la OPS han capacitado en salud mental a 30 mil trabajadores de primer nivel de atención.
Detalló que hasta ahora el acceso a servicios de salud mental ha sido limitado en el País, por lo que el modelo que impulsan es que esté cerca de la casa.
«Atender depresión, ansiedad, consumo o abuso de sustancias que son los más comunes, trastorno por déficit de atención, conducta suicida», agregó.
Puntualizó que ante crisis, intoxicaciones, psicosis o intentos suicidas es conveniente que los pacientes sean recibidos en hospitales generales y una población muy menor, de casos muy graves, serán atendidos en los hospitales psiquiátricos de alta especialidad ya existentes.
El experto precisó que se busca limitar el modelo asilar al no construir más hospitales psiquiátricos.
A futuro, y de manera progresiva, explicó, los actuales hospitales psiquiátricos deberán convertirse en centros ambulatorios o en hospitales generales dentro de la red integrada de servicios de salud.

¡Participa con tu opinión!