En México las universidades privadas prácticamente no hacen investigación y los esfuerzos en este sentido los realizan las instituciones públicas que, por su parte, son dependientes de las posibilidades o limitaciones del recurso público federal, señaló el director del CIDE Región Centro, José Jaime Sainz Santamaría.

Reconoció que en el estado la Universidad Autónoma de Aguascalientes destaca en este ámbito, dada su amplia estructura y número de académicos miembros del Sistema Nacional de Investigación, y lo complementan el propio CIDE, CIMAT, Centro Geo e Infotec.

Esto permite que en el estado haya un buen nivel de investigación en términos de la actividad que desarrolla, en materias como las ciencias de la computación, estadística y ciencias sociales.

No obstante, sigue haciendo falta la participación de las instituciones privadas de educación superior y que haya más sinergia entre los investigadores en la entidad, a fin de tener más actividad conjunta y por ende mejores resultados, pues finalmente no todo es dinero.

Consideró que proyectos para la atención de temas que nos preocupan en Aguascalientes como la salud mental o el agua, podrían desarrollarse con equipos que conjunten esfuerzos, capacidades y visión para la formulación de políticas públicas.

Esas son las características actuales de los grandes proyectos globales, que ya no son de una universidad como la de Chicago o la de Harvard, sino que se despliegan a partir de equipos multidisciplinarios e interinstitucionales.

En ese sentido, Sainz Santamaría consideró que Aguascalientes es uno de los pocos estados del país que permitiría sumar académicos y tomadores de decisiones alrededor de los temas fundamentales.

Y es que la dinámica de la entidad, por su tamaño, accesibilidad y facilidad para organizar eventos y tener intercambios, lo permite, y ese sería un reto importante en materia de investigación, donde las instituciones privadas que ya la hacen, encontrarían un nicho oportuno para incrementarla y tener resultados.