A partir del próximo año, los concesionarios de taxis en Aguascalientes tendrán que actualizar su flota vehicular, dejando de lado los modelos Tsuru, como parte de las exigencias de la Coordinación General de Movilidad. Así lo informó Refugio Eudave Ortiz, presidente de la Agrupación de Taxistas Revolucionarios de Aguascalientes.
Ortiz destacó que, aunque aún circulan unidades de este modelo, es inevitable su sustitución por vehículos más recientes. «La presencia de modelos como el Versa y otros del año 2024 ya se hace notar», señaló.
No obstante, esta transición representa retos financieros significativos para los taxistas, debido al alto costo de adquisición de los nuevos vehículos, que puede alcanzar hasta los 500,000 pesos por unidad. Esta circunstancia ha motivado al colectivo a solicitar una revisión de las tarifas de servicio, ante la preocupación generalizada por la sostenibilidad económica de sus operaciones.
Además, Ortiz resaltó la labor de la gobernadora en la implementación de mejoras para el sector, particularmente en lo referente al apoyo a personas con discapacidad y la seguridad vial.
El líder gremial también hizo un llamado a las autoridades estatales y municipales para incrementar el apoyo a los taxistas, especialmente a aquellos que trabajan en horario nocturno. «Es fundamental contar con el respaldo constante de la policía para garantizar nuestra seguridad», enfatizó.