Dependencias estatales y municipales le deben al ISSSSPEA alrededor de 200 millones de pesos; en el momento les descontaron a los burócratas las respectivas cuotas, pero no las enteraron al Instituto; hay adeudos heredados de administración en administración.

Si no se acercan a negociar en enero, la Secretaría de Finanzas les retendrá un porcentaje de participaciones, hasta sanear la cartera.

En la lista de deudores, están los Ayuntamientos de Pabellón de Arteaga, Rincón de Romos, San Francisco de los Romo, San José de Gracia, Tepezalá, Asientos, Cosío y Jesús María.

Con el Hospital Psiquiátrico, que adeuda cerca de 8 millones de pesos, se hizo un convenio para que el nosocomio amortigüe la deuda con la prestación de servicios a los burócratas, que así lo requieran.

El Instituto está obligado a reportar a los morosos al Órgano Interno de cada alcaldía o dependencia, para que se hagan las investigaciones respectivas; los resultados deben turnarse a la Fiscalía Anticorrupción, para que ésta proceda en consecuencia.

Por Ley (Artículo 225), la falta de pago de cuotas, aportaciones, retenciones, actualizaciones o recargos dará lugar a:

  1. La ejecución forzosa mediante retención en aportaciones, participaciones y cualesquiera otros recursos líquidos, en el caso de organismos públicos descentralizados y gobiernos municipales, se efectuará a petición del Instituto y se aplicará por la Secretaría de Finanzas.
  2. Procederá la demanda interpuesta ante la Sala Administrativa del Poder Judicial del Estado, para que mediante sentencia ejecutoria se ordene a las Entidades Públicas Patronales, el pago forzoso de los créditos adeudados en favor del Instituto.

Mientras que el Artículo 226, también de la Ley del ISSSSPEA, establece que a falta del entero, en tiempo y forma, de las aportaciones, de las retenciones o de ambas, dará lugar a la generación de actualizaciones y recargos a cargo de la Entidad Pública Patronal, sin responsabilidad para los afiliados.

La actualización de los montos omitidos se efectuará conforme al Índice Nacional de Precios al Consumidor; deberá incluir el periodo entre el surgimiento de la obligación de pago y su entero al Instituto y será calculada conforme a la periodicidad con que se publique el indicador citado.

Esta actualización será independiente y sin demérito de las multas y recargos que, en su caso, se generen; y los recargos se causarán desde la quincena en que debió hacerse el pago hasta que el mismo se efectúe.

Las acciones para el cobro de aportaciones y retenciones son imprescriptibles, por lo que la falta del entero de las aportaciones y retenciones en tiempo y forma será motivo de responsabilidad administrativa.