Dulce Maria Carranza Rojas 
Agencia Reforma

CDMX.- Hasta esta madrugada, el partido en el Gobierno, Morena, y sus aliados PVEM y PT llevaban ventaja en 182 distritos de los 300 que estaban en disputa para renovar la Cámara baja, lo que reflejaba una representación menor con respecto al 2018.

Morena tiene actualmente 253 legisladores, por lo que ni con la asignación de plurinominales le alcanza para mantener la mayoría absoluta solo, se quedaría con un máximo de 203 legisladores.

De acuerdo a los cálculos estadísticos del conteo rápido del INE, el PAN podría tener para la 65 Legislatura hasta a 117 legisladores, el PRI hasta 75, PRD hasta 21 y Movimiento Ciudadano quedaría en 27 legisladores.

Ante la nueva realidad en la conformación de la Cámara, el representante de Morena ante el INE, Sergio Gutiérrez, pidió a la Oposición dejar atrás la campaña y dialogar en la próxima Legislatura.

“Dejemos atrás la campaña, miremos hacia el frente, tengamos alturas de miras, dialoguemos, vayamos en este camino porque el pueblo nos mandato, a todos, que veamos lo mejor para México.

“Morena tendrá la capacidad de dialogar, entendernos, de acordar y caminar por el bien de México”, ofreció en tono conciliador.

En respuesta, su homólogo del PAN, Víctor Hugo Sondón, afirmó que los ciudadanos dejaron claro que nadie ganó o perdió, sino que el poder se distribuye.

“El mensaje es la conciliación política, el mensaje es la suma de voluntades de las fuerzas políticas.

“Nos debe quedar claro en la conformación de la Cámara de Diputados que se van a tener que sentar todos los liderazgos de este País a definir un mejor destino para el País, y que si el Presidente quiere reconsiderar ese camino, estamos en la mejor disposición, pero tenemos que quitar las banderas radicales”, manifestó el panista.

El reparto de posiciones fue variado, por ejemplo la coalición Juntos Hacemos Historia (Morena-PVEM-PT) tiene carro completo en Oaxaca, con los 10 distritos en disputa; en Quintana Roo, 4; y en Campeche, se queda con 2 distritos.

En Chiapas, Morena y aliados casi logran llevarse todos los distritos, porque de 13, se quedan con 12. Va por México registra un distrito ganado.

En contraste, Querétaro es carro completo para el PAN, con sus cinco distritos.

En el otro bastión blanquiazul, Guanajuato, Acción Nacional sin alianzas gana en 12 distritos, y uno con Va por México; en tanto, Morena triunfa en uno y la coalición Juntos Hacemos Historia en otro.

Coahuila dio cinco distritos al PRI, y dos se quedó la coalición encabezada por Morena.

En el Estado de México, Morena pierde terreno en comparación al 2018, donde barrio con 36 de 40 distritos en alianza con PT y el extinto PES.

Ahora, Morena encabeza triunfos en 14 distritos, más 11 con la alianza Juntos Hacemos Historia; Va por México logra 13, uno solo el PRI y dos el PAN.

Chihuahua es otro ejemplo de cómo fue la competencia entre las coaliciones.

Acción Nacional ganaba anoche en cinco distritos, y Morena con aliados en tres.