La dirigente municipal del PVEM, Saraí Ornelas Álvarez, llamó ayer al Municipio de Aguascalientes y a la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente a no limitarse a la inspección y vigilancia del relleno sanitario, es urgente avanzar en un mejor control de los desechos que involucre a la ciudadanía para que separe la basura.
De acuerdo a datos de la Semarnat de los residuos sólidos urbanos que produce el ser humano, el 50% son de alimentos y que podrían convertirse en composta, otro 30% son productos reciclables y la ciudadanía debe saber que la basura bien tratada vale mucho dinero y actualmente se tira a la calle, a los contenedores, a los lotes baldíos y a las alcantarillas.
La presidenta del Comité Ejecutivo Municipal del PVEM detalló que el otro 20% de los desechos sí es verdadera basura como los plásticos y uniceles, los cuales están prohibidos si no son biodegradables, por esa razón los ciudadanos deben convertirse en educadores ambientales para ayudar al medio ambiente.
Saraí Ornelas Álvarez señaló que la construcción o ampliación de rellenos sanitarios no es la opción para una solución favorable en el manejo de la basura, se requiere trabajar con la población para que aprenda y se habitúe a la verdadera separación de residuos, se necesita que las autoridades estén enfocadas a trabajos de prevención, en lugar de sancionar.
La dirigente municipal del PVEM exhortó a la Secretaría de Servicios Públicos, la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable del Ayuntamiento Capital y a la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente a implementar juntos programas de educación ambiental.
Lo anterior, dijo, para hacer conciencia entre la población de la importancia de separar sus desechos, de reutilizarlos, de reciclarlos a fin de que se pueda lograr este objetivo de gran beneficio ambiental y por tanto ya no habría mayor generación de basura.