El diputado federal, Jorge López Martín, advirtió que las imputaciones de enriquecimiento ilícito en contra del titular del Órgano Superior de Fiscalización, Arturo Solano López, resultan suficientes para que se le exija su separación inmediata del cargo, a fin de que sea investigado por la Procuraduría General de la República.
Expuso que la posición asumida por el responsable de auditar las finanzas de las administraciones gubernamentales en el estado, resultan sospechosas ante los excesos exhibidos recientemente, ya que no van acordes con su perfil de ingresos.
Cuestionó que mientras la Auditoría Superior de la Federación ha encontrado un cúmulo de irregularidades en las finanzas de las pasadas administraciones, las detecciones de anomalías en el gasto hayan sido mínimas en el caso de la auditoría local.
Advirtió que el enriquecimiento ilícito de los servidores públicos está tipificado como delito federal de acuerdo al Código Penal Federal Vigente en el artículo 224.
Para el legislador federal, las autoridades investigadoras cuentan con los elementos para iniciar una averiguación, derivado de las denuncias en su contra al detectarse un ilegítimo aumento y procedencia de su patrimonio, durante su desempeño como titular del OSFAGS.
López Martín advirtió que la presentación de esta denuncia ante la autoridad federal se podría presentar en los próximos días, ante un caso grave que debe resolverse al tratarse de posibles actos de corrupción en el ente que se responsabiliza de vigilar el gasto de las entidades públicas.
Mencionó que la delicadeza de las acusaciones establece que en su caso no hay posibilidad de fianza ante una imputación de enriquecimiento ilícito.

¡Participa con tu opinión!