La tendencia mundial en el ámbito laboral es el outsourcing, a fin de permitir que las empresas se desempeñen en sus áreas de producción de la mejor manera y se ceda la contratación del personal adicional a externos que se dediquen a la limpieza, seguridad, nómina y administración, como ya se hace en algunos casos.

El presidente de la Comisión Laboral de la Coparmex, Juventino Romero de la Torre, manifestó que en Aguascalientes hay muchas empresas, como en el resto del país, que están simulando relaciones laborales que deben ser corregidas y esto se podría lograr con las modificaciones que se pretenden desde el legislativo federal.

Aunque esto sigue en revisión de comisiones, los empresarios están en espera de que la iniciativa pase al pleno y que entonces quede regulado desde todas sus esferas, la contratación de servicios y personal, vía el outsourcing que tiene años operando pero con algunos vacíos que dejan desprotegidos principalmente a los trabajadores.

Se ha dicho reiteradamente que este esquema de contratación permite a la industria y comercio dedicarse con más empeño a su actividad principal y dejar en manos de especialistas en las áreas de limpieza, seguridad y algunos de la administración, a prestadores externos que atiendan la supervisión del personal de sus áreas en lo específico.

La iniciativa ya está lista, comentó, y por lo que se sabe hay aspectos generales que podrían afectar a las empresas, pues trata el outsourcing de manera general y es lo que debe ser revisado y de ser posible consultado con los empleadores.

Ahora bien, se debe hacer notar que si bien hay empresas que tienen personal contratado por la vía de empresas intermediarias u outsourcing, los gobiernos también emplean gente mediante este esquema y de alguna forma, también ha violado derechos con el método de terciarización o subcontratación, incluida en la reforma laboral del 2012 y que ya amerita una actualización que es en lo que se trabaja en el Congreso de la Unión.

En los casos que incurren en la simulación de outsourcing, se ha detectado que lo hacen para evitar o reducir la participación de utilidades o bien, que por su giro enfrentan alto riesgo y que por estar en otro esquema administrativo, el seguro social es más bajo y por ende otras prestaciones como el Infonavit y la Afore.