Nos encontramos a escasos días de que se celebre el primer debate presidencial entre Donald Trump como candidato republicano y Joe Biden como candidato demócrata; siendo que específicamente, tendrá verificativo el próximo 29 de septiembre por la noche. A lo largo de los últimos meses, he venido abordando algunos aspectos del proceso electoral norteamericano y definitivamente el primer debate presidencial no podía quedar fuera.

El debate será realizado en la Universidad Case Western Reserve, dentro de Cleveland en el Estado de Ohio y según manifestó la propia Comisión de Debates; se dividirá en seis segmentos de 15 minutos. Dichos segmentos abordarán los siguientes temas: antecedentes y registros de los candidatos; la Corte Suprema y el porvenir tras el fallecimiento de la Justice Ruth Bader Ginsburg; el COVID19 y el impacto en los Estados Unidos de Norteamérica; la economía norteamericana para los próximos cuatro años; así como aspectos de raza y violencia en el país y finalmente, la elección en general.

Todos los debates son organizados por una comisión denominada: Comisión de Debate; la cual se compone de un grupo de norteamericanos apartidistas y dicha comisión ha supervisado prácticamente todos los debates de las elecciones generales desde 1987. Dentro de sus facultades destaca la elección de los moderadores y para este proceso electoral han anunciado que los candidatos debatirán con un solo moderador en cada uno de sus tres encuentros.

Para el próximo 29 de septiembre, el debate será moderado por Chris Wallace, quien es el presentador de Fox News y en el año 2016 ya había participado en el debate presidencial; sin embargo; es considerado por algunos como alguien poco parcial ya que se ha consolidado como crítico del presidente Trump en algunas entrevistas. Mientras que para el segundo debate del día 15 de octubre, la moderación correrá a cargo de Steve Scully, quien funge como editor político de la cadena C-SPAN y finalmente; Kristen Welker, moderará el tercer y último debate el próximo 22 de octubre. Aunado a lo anterior, resulta importantísimo recordar que quizá el debate más esperado es el que se llevará a cabo entre los candidatos a Vicepresidente, es decir entre el republicano Mike Pence y la senadora demócrata Kamala Harris, el cual se desarrollará el próximo 7 de octubre.

El envidiable formato de los debates establece que cada debate debe tener una duración de 90 minutos sin interrupciones para comerciales, siendo que quienes realizan las preguntas y dirigen los temas son los moderadores (exclusivamente para el primer y el tercer debate); mientras que el segundo debate, residentes norteamericanos realizan preguntas y los moderadores únicamente dirigen el debate.

Mencionado lo anterior, sugiero tener en mente las fechas de los debates y dar puntual seguimiento, ya que, en mi opinión, serán una autenticas cátedras sobre cómo se deben de dirigir los debates presidenciales en nuestro país. Les agradezco el favor de su lectura y les deseo un excelente fin de semana.

 

Correo: davidreynoso40@hotmail.com