Para representantes de la iniciativa privada, es decepcionante que la detención del ex secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, –en la administración federal pasada-, haya sido posible luego de una investigación de la Agencia Antidrogas Estadounidense y no por el gobierno actual que lleva dos años pregonando la lucha anticorrupción y contra las drogas y nada más no se ven resultados.

En esto coincidieron los presidentes del Consejo Coordinador Empresarial, Pedro Gutiérrez Romo; de la Coparmex, Raúl González Alonso y de la Canacar, Roberto Díaz Ruiz, quienes expresaron que es lamentable que de esta manera se ensucie la imagen de la institución en la que la ciudadanía tiene mayor confianza.

“Han sido dos años de discurso y falta de acciones concretas, no sólo en seguridad, sino en otros tantos temas. Han sido dos años de promesas no cumplidas”; además, dijo que no está de más que se haga una revisión en la gente que está en puestos de importancia del Gobierno Federal actual que son precisamente “gente de Cienfuegos, sus recomendados y acordados entre Cienfuegos y López Obrador”, expresó el presidente de la cúpula empresarial.

Por su parte, el líder del Sindicato Patronal manifestó que la DEA tendrá que probar las imputaciones hechas al General Cienfuegos, “la realidad es que es una noticia desafortunada, derivado de que era el titular de la SEDENA en el sexenio anterior, es algo que preocupa, sin prejuzgar, pero hay que esperar a saber qué dicen las autoridades estadounidenses y deslindar responsabilidades”.

De comprobarse esta situación, quedará la muestra de que la corrupción se ha incrustado en todos los sectores y que no se ha erradicado en lo mínimo, “esto ha permeado en muchas áreas del gobierno y se debe trabajar en desterrarla”.

En tanto, el presidente de la Canacar consideró que es una pena que la institución con más credibilidad en cuanto a su honestidad es el Ejército Mexicano y “que haya caído esa cabeza ha sido sorpresivo, pero sabemos que difícilmente esa detención se hubiera podido dar en México”.

Además, el deterioro de las instituciones en México es lamentable, porque dijo, esta situación afectará a todo el país, no sólo al Ejército o la Marina, sino a todos los organismos involucrados con la seguridad, incluyendo a la Guardia Nacional que es parte de ese equipo de seguridad en el país.