Gustavo García Olguin 
Agencia Reforma

CDMX.- Luis Videgaray retó a Rosario Robles, quien lo ubicó como artífice de la Estafa Maestra, a “probar mentiras” pues su desesperación no puede justificar “incriminar a inocentes”.

Robles, mediante sus abogados, confirmó ayer que se acogería al criterio de oportunidad para convertirse en testigo protegido y aportar pruebas sobre el desvío de recursos de Sedesol y Sedatu hacia campañas electorales como la de José Antonio Meade y Alfredo del Mazo. Y dijo que la orden partió de Videgaray.

Ya Emilio Lozoya, ex director de Pemex, había acusado a Videgaray de instruir la aceptación de sobornos de la empresa Odebrecht y canalizarlos a la campaña de Enrique Peña y a la compra de votos de legisladores priistas y panistas para aprobar la reforma energética.

“El mecanismo de moda, de ‘me salvo culpando a Videgaray’, tiene un límite, y ese límite son la verdad y la ley”, replicó el ex funcionario en una carta fechada ayer en Cambridge, Massachusetts. “Lamento que Rosario Robles opte por acusarme sin fundamentos para tratar de librar su situación legal”, indicó a través del escrito.