De taxista a conductora de autobús: el viaje de María del Socorro rompe paradigmas

María del Socorro Villalpando Soto no solo ha hecho historia al convertirse en una de las primeras mujeres conductoras de camiones urbanos en Aguascalientes, sino que también ha sido un faro de inspiración y cambio en su comunidad. Su ejemplo de perseverancia y empoderamiento continúa motivando a muchas otras mujeres a seguir sus pasos y a contribuir positivamente al transporte urbano de la ciudad.

Desde 2019, María del Socorro ha recorrido un camino lleno de desafíos y logros, rompiendo estereotipos y abriendo puertas para muchas otras mujeres en el sector del transporte público urbano. Comenzó su carrera como taxista, desempeñándose en esta función durante tres años. Su pasión por el transporte y su habilidad al volante la llevaron a incursionar en el transporte de personal, donde trabajó en dos empresas diferentes otros tres años.

La oportunidad de un cambio llegó cuando conoció al secretario general del Sindicato de Choferes, Hugo Acosta García, quien la invitó a unirse a dicho servicio. A pesar de sus dudas iniciales, ella aceptó el reto y se convirtió en la primera mujer conductora del sistema YoVoy.

Desde su incorporación al sistema de transporte urbano, María ha enfrentado y superado múltiples retos. Al inicio, trabajar en un ambiente predominantemente masculino no fue una novedad para ella, dado que en sus empleos anteriores ya había lidiado con situaciones similares. Sin embargo, la acogida que recibió fue excepcional, describiendo su integración como unirse a una familia.

A lo largo de estos casi tres años, María no solo ha perfeccionado sus habilidades al volante, sino que también ha contribuido a la inclusión de más mujeres en el sector. Uno de los aspectos más gratificantes de su labor es el trato con personas mayores y la asistencia que les brinda al subir y bajar del autobús.

Villalpando Soto hizo un llamado a todas las mujeres para que se animen a incursionar en el mundo del transporte urbano. Su mensaje es claro: es posible romper paradigmas y alcanzar el éxito en un campo tradicionalmente dominado por hombres.