Con la mirada puesta en la próxima parada, Delfina Gómez se comprometió en Aguascalientes a que la Secretaría de Educación Pública continuara brindando las inversiones necesarias, acuerdo que podría ser factible mientras esté al frente de esta dependencia.

La visita que hizo a esta ciudad el pasado 26 de julio, que se dijo era de trabajo, fue más bien parte de una gira de despedida, al considerarse que renunciará en el curso del mes próximo. Aunque está en el primer círculo presidencial, su patrón no la incluyó en el reducido club de las “corcholatas”, como bautizó el propio inquilino de Palacio Nacional a los aspirantes a sucederlo. Para ella, desde que la designó titular de la SEP, le tenía reservada la candidatura al gobierno del Estado de México, por lo que no fue ninguna sorpresa que en la reciente encuesta que llevó a cabo el movimiento político al que pertenece ocupara el primer lugar con amplio margen.

Podrá repetirse hasta el cansancio que la forma de proceder del actual gobierno federal “no es igual” a los que le antecedieron, pero los hechos señalan lo contrario: es una copia fiel de lo que siempre se ha hecho en México, donde el presidente de la República decide, ordena y vigila que todo se haga como él lo ha dispuesto; incluso ahora se adelantan los tiempos en la búsqueda de nulificar a la oposición, que entre balbuceos no atina salir del atolladero en que se metió, mientras tanto el compás sigue consumiendo cualquier posibilidad de que haga un mejor papel.

Delfina Gómez, al ser una  “corcholata” menor, le permite hacer presencia en cualquier parte del país bajo el ropaje del cargo que ostenta, por lo que no se le puede acusar de utilizarlo para hacer política y tampoco necesita materializarlo, basta su presencia para deducir lo que pretende.

Al se cuestionada sobre sus aspiraciones en Edomex, la funcionaria dijo que “primero me enfocaré en la educación”, además “no hay nada definido de quién será el o la candidata para la gubernatura en el Estado de México”.

Sostuvo que “siempre he trabajado en equipo, Higinio Martínez (uno de sus más cercanos competidores) ha estado siempre dando el ejemplo y no nada más él, muchos otros. De mi parte, primero me voy a enfocar al tema educación”.

En el citado sondeo, Delfina obtuvo 37% de la opinión favorable, cinco puntos arriba de la priista Ana Lilia Herrera, que recibió el 32% de evaluación positiva. Entre los simpatizantes morenistas, Gómez alcanzó el 55% de los votos y en segundo lugar quedó Fernando Vilchis con 18%.

Apegado al protocolo, el director general del Instituto de Educación de Aguascalientes, Ulises Reyes Esparza, hizo algunas peticiones, entre ellas mayor presupuesto “para estimular y reconocer el trabajo de maestros y maestras, la creación del programa de Carrera Administrativa para impulsar al personal de apoyo y asistencia a la educación, y el fortalecimiento de las estructuras en universidades estatales”.

Por su parte, el gobernador Martín Orozco Sandoval solicitó a la titular de la SEP “su urgente apoyo para resolver el problema de las universidades tecnológicas en Aguascalientes”, el cual podría estallar en el curso de este mes y se refiere al conflicto con la plantilla docente que demanda más recursos.

La respuesta de Delfina Gómez fue que se analizará cada uno de los puntos que se trataron y en su oportunidad tendrán la respuesta. Esto es que no hubo un compromiso concreto, por lo que habrá que volverse a plantear ante quien sea designado en su lugar, que podría ser el ex rector de la UNAM Juan Ramón de la Fuente y actual representante permanente de México ante la ONU; Luciano Concheiro, subdirector de Educación Superior; Raquel Soca, directora de las Universidades para el Bienestar Benito Juárez y Berta Luján, presidenta del consejo nacional del Movimiento de Regeneración Nacional.

FUERA DE LA LEY

Como en el viejo oste, grupos de paracaidistas pasan por encima de la sociedad al imponer su criterio, situación que ha provocado un daño social y económico no cuantificado debido a la invasión de viviendas deshabitadas, pero lo más lamentable es que para desalojarlos se requiere llevar a cabo un juicio que puede tardar hasta dos años en materializarse.

Es un problema que de ninguna manera es nuevo, pero en los últimos años ha llegado al nivel de un auténtico reto a la autoridad, que no puede actuar con la celeridad que los perjudicados demandan toda vez que se debe ajustar a los tiempos y procedimientos legales.

El director del Instituto de la Vivienda, Gustavo Báez, afirmó que el problema del paracaidismo -como popularmente se conoce la toma indebida de una finca o un predio- es un asunto que preocupa, ya que más se tarda un espacio en quedar deshabitado que en ser tomado, lo que define que hay una colectividad que se dedica a esa nada edificante actividad y que inclusive tenga una lista de espera, por lo que de manera inmediata dispone al que le toca poseerla. Es tal la presteza de esos individuos que basta una semana en que esté sola para hacerse de ella y que la utilicen como casa-habitación, para “picadero” e inclusive de guarida, por lo que de ser una casa bien construida en poco tiempo está deteriorada, con ventanas quebradas y sólo respetan la puerta de entada porque les sirve para ocultar lo que se hace al interior.

Sobre el particular, gran parte de la culpa la tiene el Congreso del Estado, que no hace las reformas indispensables a la ley, con las que se asegure abreviar los tiempos y así puedan ser expulsados e inclusive ser llevados a juicio. En las actuales condiciones, los dueños del lugar tienen que invertir dinero y tiempo en las demandas para que sean expulsados y aún cuando han cometido un delito generalmente no se les castiga, por consiguiente, se van a otro lugar a repetir la acción.

Otro punto igual de lamentable es que el propio Instituto de la Vivienda tenga plenamente identificados “a cuando menos 20 líderes” que se encargan de detectar las viviendas que están solas, pero mientras no se reforme la ley no puede hacer mayor cosa. Esa gente se encarga de detectar los espacios que pueden ser ocupados bajo la figura jurídica de “invasión”, con la que se aseguran que estén un tiempo ahí y que además les paguen una renta mensual, que es otro de los delitos que tienen lugar. Hay familias que desconocen que la persona que les rentó la casa no es el dueño, ya que les expide un recibo de pago y con el que –supuestamente- los renteros están protegidos, pero el día menos pensado son desalojados.

Actualmente el IVSOP tiene 20 casas en proceso de liberación y una vez recuperadas se entregarán a los que las han solicitado por la vía legal, pero es una cantidad mínima para el número que se calcula que están en una situación irregular.

Aunque el Instituto de la Vivienda tiene en marcha un programa para evitar la invasión, no puede hacer nada tratándose de terrenos o casas de propiedad particular, por lo que no se tiene un dato puntual el grado a que llega este asunto y que, como se indica, se puede resolver cuando diputados y diputadas hagan los cambios legales que faculte la intervención inmediata de las autoridades y esto envíe un mensaje a ese grupo de bribones, que hacen un negocio sin invertir un solo peso.

RECONOCIMIENTO

Ante el informe que presentó al titular del Poder Ejecutivo, el secretario de Finanzas, Carlos de Jesús Magallanes García, se mostró complacido por el reconocimiento que recibió el gobierno del estado del Servicio de Administración Tributaria (SAT), al ubicar a Aguascalientes en primer lugar nacional en el Tablero Global de Evaluación de Entidades Federativas en Materia de Coordinación Fiscal. Esto es resultado de que la Administración Central de Verificación y Evaluación a Entidades Federativas del SAT “revisa y comprueba una serie de indicadores en relación con la eficacia recaudatoria, eficiencia operativa, ejemplaridad y cumplimiento normativo que llevan a cabo las diversas áreas de fiscalización de la secretarías de Finanzas de los estados”. Indudablemente una estrellita al gobierno que está a siete semanas por concluir y que demostró en esta área que hizo bien su labor.